El Papa visitó Holguín, donde nacieron los hermanos Raúl y Fidel Castro

El papa Francisco elogió el esfuerzo de la Iglesia cubana

Durante una concurrida misa en la ciudad de Holguín, segunda escala de su gira por Cuba, el papa Francisco reconoció ayer el "esfuerzo y sacrificio" de la Iglesia para llevar su mensaje a los lugares más apartados de la isla caribeña.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El papa le estrecha la mano al presidente cubano, Raúl Castro. Foto: EFE.

Por décadas, desde la llegada al poder de Fidel Castro en 1959, la Iglesia Católica y el Gobierno estuvieron enfrentados. Muchos sacerdotes fueron expulsados y varias propiedades confiscadas.

Pero desde 1992, cuando Cuba pasó de ser un Estado ateo a uno laico, la relación fue mejorando. Y desde 1998, con la visita del Papa Juan Pablo II, la Iglesia fue poco a poco ganando espacios hasta el día de hoy, cuando por primera vez en más de medio siglo se están construyendo nuevos templos.

Si no puede ver el video haga click aquí 

"Sé con qué esfuerzo y sacrificio la Iglesia en Cuba trabaja para llevar a todos, aún en los sitios más apartados, la palabra y la presencia de Cristo", indicó Francisco en la Plaza de la Revolución de Holguín, a donde llegó en el papamóvil tras recorrer los 17 kilómetros que separan el aeropuerto de la plaza.

Con abanicos, gorras y sombreros de ala ancha, miles lo escuchaban atentos, mientras intentaban, en vano, protegerse del fuerte sol. Entre los asistentes a la misa estuvo el presidente cubano, Raúl Castro, quien había prometido ir a todas.

"Una mención especial merecen las llamadas casas de misión que, ante la escasez de templos y de sacerdotes, permiten a tantas personas poder tener un espacio de oración (...) Son pequeños signos de la presencia de Dios en nuestros barrios", agregó ante un mar de asistentes que agitaban pequeñas banderas de Cuba y blancas y amarillas del Vaticano.

El primer Papa latinoamericano pasó la primera parte del día en Holguín, a unos 770 kilómetros al este de La Habana, donde también subió al Cerro de la Cruz.

Desde allí bendijo la ciudad, que no había sido incluida en las visitas que hicieron a la isla Juan Pablo II y Benedicto XVI en 1998 y 2012.

Por la tarde, Francisco voló a Santiago de Cuba, la segunda ciudad más grande del país, en cuyas cercanías está el Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre a la que hoy le rendirá tributo.

Discreción.

A pesar de las especulaciones sobre el motivo del viaje del Papa a Holguín, provincia donde nacieron los hermanos Fidel y Raúl Castro, y a Santiago de Cuba, desde donde ambos comandaron la revolución que terminó con la caída de la dictadura en 1959, el Vaticano dijo que la elección no es política.

El pontífice se ha mantenido discreto en sus pronunciamientos políticos. El Gobierno de Castro espera que el argentino, de 78 años, condene públicamente el embargo que Estados Unidos aplica sobre la isla y al cual Cuba señala como el principal lastre para su economía.

Más detenciones.

José Ferrer, secretario general de Unpacu, una organización que aglutina a varios grupos disidentes en Cuba, denunció que tres activistas fueron detenidos la noche previa en un pequeño municipio de Holguín para evitar que se acercaran al Papa durante los actos planificados en la ciudad.

"En Holguín y Santiago nuestros activistas tienen la misma intención que en La Habana: acercarse al Papa y llamar la atención por las detenciones arbitrarias y porque consideramos demasiado tibio el comportamiento del Vaticano en Cuba", dijo Ferrer.

Antes de la llegada del Papa, fueron detenidos entre 30 y 40 disidentes en todo el país para impedir que participaran en los eventos programados para la visita del Papa, y otros tantos fueron advertidos, según denunció Elizardo Sánchez, presidente de Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional.

Los disidentes reclaman, además, por una apertura política en la isla de Gobierno unipartidista y por la liberación de "presos políticos".

Sin embargo, el Gobierno asegura que no existen presos políticos en la isla y que los opositores son mercenarios al servicio de Estados Unidos.

Berta Soler, presidenta de grupo opositor Damas de Blanco, denunció que 23 mujeres que tenían previsto participar en la misa del domingo en La Habana fueron detenidas por la Policía cubana.

Nueva York está lista para recibir a Francisco

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, aseguró ayer que la ciudad está lista para dar "una calurosa bienvenida" al papa Francisco en su "histórica visita" a la Gran Manzana, donde llegará el próximo jueves, procedente de Washington.

"Nadie está nervioso, todo el mundo está centrado en su visita", afirmó De Blasio en una conferencia de prensa en la Alcaldía, y reiteró que han sido meses de preparación para su seguridad, en un trabajo coordinado entre el Servicio Secreto, el FBI y la Policía de la ciudad.

"Estamos listos, tenemos el personal, tenemos el equipo", expresó el alcalde.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados