VATICANO

Papa evita llamar “pecadores” a gays

El papa Francisco criticó en la jornada de ayer el texto eclesial que tildaba de “ilícitas” bendiciones a parejas homosexuales

Papa Francisco. Foto: AFP.
Papa Francisco. Foto: AFP.

En forma elíptica, el papa Francisco criticó ayer el documento de la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF) que el lunes pasado creó gran revuelo en el mundo. El organismo que custodia la ortodoxia católica había sentenciado taxativamente que “no son lícitas” las bendiciones a las parejas gay, algo que cayó como una bomba en las comunidades homosexuales y que contradice la pastoral abierta e inclusiva del Papa hacia ellos, que fueron tachados de “pecadores”.

Al reflexionar sobre el Evangelio del día durante la tradicional oración mariana del Angelus, el papa Francisco comentó que “también hoy mucha gente, a menudo sin decirlo implícitamente, quisiera ver a Jesús, encontrarlo, conocerlo”. “Nosotros también debemos responder con el testimonio de una vida que se entrega en el servicio, de una vida que toma sobre sí el estilo de Dios -cercanía, compasión y ternura- y se entrega en el servicio. Se trata de sembrar semillas de amor no con palabras que se lleva el viento, sino con ejemplos concretos, sencillos y valientes, no con condenas teóricas, sino con gestos de amor”, dijo, en palabras que agregó al texto que tenía preparado y en lo que pareció una clara alusión al “responsum”, el documento de la CDF.

“Entonces el Señor, con su gracia, nos hace fructificar, incluso cuando el terreno es árido por incomprensiones, dificultades o persecuciones, o pretensiones de legalismos o moralismos clericales. Esto es terreno árido”, agregó.

Aunque no mencionó al documento de la CDF, consciente de que se trata de un tema delicadísimo a nivel interno, donde se libra una batalla entre ultraconservadores y progresistas, con estas palabras el papa Francisco pareció distanciarse del texto, que cayó pésimo entre los fieles homosexuales, que se sintieron traicionados.

Diplomacia

El “responsum”, en efecto, aseguró que la Iglesia no puede bendecir las uniones de personas del mismo sexo, “porque no puede bendecir al pecado”. Recordó que para la doctrina de la Iglesia el único matrimonio sacramental posible es la unión entre el hombre y la mujer y jamás entre personas del mismo sexo, uniones consideradas “no ordenadas al designio de Dios”.

Si bien el Papa “fue informado y dio su asentimiento” al “responsum” en cuestión, que fue escrito en respuesta al hecho de que sacerdotes alemanes ya suelen bendecir a las uniones de parejas gay, el documento llamó la atención al quedar en evidente contradicción con la pastoral abierta a los homosexuales que Jorge Bergoglio tuvo desde el principio de su pontificado, marcado de gestos y palabras de cercanía y apertura hacia ellos.

A partir del “¿quién soy yo para juzgar a un gay?” de julio de 2013, el Papa propició encuentros varios con personas gay, como por ejemplo a la víctima chilena de abusos, Juan Carlos Cruz, a quien recibió en el Vaticano en mayo de 2018. “El Papa me dijo: ‘Juan Carlos, el hecho de que seas gay no importa. Dios te ha hecho así y te quiere así, el Papa te quiere así y tú te tienes que quererte a ti mismo’”, reveló entonces Cruz, en una frase que hizo sentir por primera vez a los homosexuales no rechazados por la Iglesia.

Una alta fuente del Vaticano subrayó que el “responsum” de la CDF choca evidentemente con esa Iglesia como “hospital de campaña después de la batalla, que debe curar las heridas de todos”, a la que desde el principio llamó y anhela el papa Francisco, “que debe incluír a todos, incluso miembros de la comunidad LGTB”.

MÁS

Respuesta con gran polémica

La Congregación para la Doctrina la Fe (CDF), el máximo organismo de la Iglesia Católica en cuanto a la custodia de la doctrina, dejó en claro el lunes que las parejas gay no pueden recibir ningún tipo de bendición por parte de la Iglesia, práctica que comenzó a darse en algunos países como Alemania con sacerdotes progresistas.

“A la pregunta de si la Iglesia dispone del poder para impartir la bendición a uniones de personas del mismo sexo, se responde negativamente”, sentencia, en un texto que lleva la firma del cardenal español Luis Ladaria, prefecto de la CDF y de su secretario, el arzobispo Giacomo Morandi, aprobado por el Papa.

“No es lícito impartir una bendición a relaciones que implican una praxis sexual fuera del matrimonio (es decir, fuera de la unión indisoluble de un hombre y una mujer abierta, por sí misma, a la transmisión de la vida), como es el caso de las uniones entre personas del mismo sexo”, afirma.

“La presencia en tales relaciones de elementos positivos, que en sí mismos son de apreciar y de valorar, todavía no es capaz de justificarlas y hacerlas objeto lícito de una bendición eclesial”, añade.

Llaman a desobedecer

“La Iglesia no dispone, ni puede disponer, del poder para bendecir uniones de personas del mismo sexo”, asegura el documento de la Congregación para la Doctrina de la Fe en lo que fue un triunfo del ala conservadora católica. Sacerdotes de Alemania. EE.UU. y otros países lo rechazaron y adelantaron que van a desobedecer el dictamen del CDF.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados