AFGANISTÁN

Pánico y terror casa por casa: talibanes buscan a los colaboradores de países occidentales

Decenas de miles de afganos intentan salir del país desde el domingo cuando el movimiento islamista tomó el control de Kabul, provocando escenas de caos en el aeropuerto de la capital afgana.

Una multitud se agolpa en el aeropuerto de Kabul con la esperanza de abordar algún avión. Foto: AFP
Una multitud se agolpa en el aeropuerto de Kabul con la esperanza de abordar algún avión. Foto: AFP

El miedo se extiende en Afganistán. Es que casi nadie cree en las palabras de los talibanes de que no irán contra los colaboradores y sus familias de los países occidentales. Un documento de Naciones Unidas revelado por el diario The New York Times afirma que los talibanes tienen una lista de estos colaboradores y los están buscando casa por casa.

Por ello decenas de miles de afganos intentan salir del país desde el domingo cuando el movimiento islamista tomó el control de Kabul, provocando escenas de caos en el aeropuerto de la capital afgana, o desgarradoras como padres arrojando a sus hijos a los soldados extranjeros para que los sacaran.

Organizaciones de derechos humanos reclamaron al presidente estadounidense Joe Biden que mantenga las tropas más allá del 31 de agosto en Kabul, a fin de garantizan la seguridad del aeropuerto durante las tareas de evacuación de extranjeros y afganos.

Pero en un discurso desde la Casa Blanca, Biden aseguró que no puede garantizar “el resultado final” de la operación de evacuación de Kabul, una de las “más difíciles de la historia”, reconoció.

“Esta misión de evacuación es peligrosa. Implica riesgos para nuestras fuerzas armadas y se lleva a cabo en circunstancias difíciles”, dijo el mandatario.

Biden aseguró que están “en contacto constante con los talibanes” para lograr un “acceso seguro” de los civiles al aeropuerto y subrayó que la situación no afectó la “credibilidad” de Estados Unidos en la escena internacional.

Estados Unidos desplegó 6.000 soldados para garantizar la seguridad del aeropuerto y facilitar la salida de unos 30.000 estadounidenses y afganos.

Represalias.

En Afganistán hay temor por las represalias de los talibanes, pese a sus promesas de que no lo harían.

La desesperación ha provocado situaciones trágicas. Zaki Anwari, un futbolista que jugaba en la categoría juvenil de la selección afgana, sufrió una caída mortal tratando de viajar aferrado a un avión estadounidense que despegaba de Kabul.

Un bebé afgano fue entregado por encima de un muro a soldados estadounidenses en el aeropuerto de Kabul durante las tareas de evacuación. El portavoz del Cuerpo de Marines, Jim Stenger, explicó que ese bebé “fue reunido con su padre y está a salvo en el aeropuerto”.

Avión de Estados Unidos evacuando ciudadanos de Afganistán. Foto: AFP
Avión de Estados Unidos evacuando ciudadanos de Afganistán. Foto: AFP

Un video de 9 segundos que se hizo viral en las redes sociales muestra cómo, en medio de la multitud y el caos, una persona entrega a un bebé por encima de un muro en el aeropuerto de Kabul a un soldado estadounidense.

Estas imágenes subrayan la caótica escena en la capital de Afganistán mientras la gente intenta proteger a sus familiares y niños en medio del repliegue militar de Estados Unidos.

Los talibanes intentan convencer al mundo y a los afganos de que no ejercerán el poder de la misma manera que entre 1996 y 2001, cuando impusieron una visión extremadamente rigurosa de la ley islámica, que penalizaba especialmente a las mujeres.

El diario The New York Times informó esta semana que los talibanes están buscando a personas que han trabajado con las fuerzas de Estados Unidos y la OTAN en Afganistán para interrogarlas y castigarlas, y han amenazado con matar o arrestar a sus familiares si no las localizan.

El NYT cita como fuente un documento confidencial de Naciones Unidas, que está fechado el miércoles y fue proporcionado por el Norwegian Center of Global Analyses, un grupo asesor respecto de amenazas que provee información de inteligencia a agencias de la ONU.

De acuerdo al documento, hay varios reportes de que los talibanes tienen una lista de personas y localizaciones, y han ido puerta por puerta “arrestando y/o amenazando con matar o arrestar a miembros de la familia de las personas objetivo a menos que se entreguen ellos mismos a los talibanes”.

Están en especial riesgo los miembros de las Fuerzas Armadas y la Policía afganas, así como personas que trabajaron para unidades de investigación del Gobierno derrocado de Ashraf Ghani, y como ejemplo se incluye una carta enviada esta semana por los talibanes a un oficial de contraterrorismo.

Al oficial, no identificado y que trabajó con las fuerzas estadounidenses y británicas, se le instruía a presentarse ante la Comisión de las Fuerzas Armadas e Inteligencia del Emirato Islámico de Afganistán en Kabul o de lo contrario sus familiares “serán tratados de acuerdo a la ley de la Sharía”, recoge el diario.

También los periodistas están en peligro. Ayer viernes, la cadena pública alemana Deutsche Welle informó que el familiar de un periodista que trabajaba para ellos en Afganistán y que ya se encuentra en Alemania, fue asesinado por los talibanes.

“El pánico y el miedo” reinan entre los periodistas afganos, en particular las mujeres, informó la Federación Internacional de Periodistas (FIJ), que dijo haber recibido “centenares de demandas de ayuda”.

La mayoría de la comunidad internacional observa escéptica y afirma que juzgará los actos y no las palabras de los talibanes.

Entre las personas que han logrado salir de Afganistán está la capitana de la selección afgana de baloncesto en silla de ruedas, Nilofar Bayat, que llegó ayer viernes a Madrid en el segundo avión de las fuerzas armadas españolas que despegó desde Kabul con 110 personas, confirmó el presidente del Consejo Superior de Deportes, José Manuel Franco.

“Llega a España el segundo avión con 148 evacuados. Entre ellos, Nilofar Bayat, capitana del equipo en silla de ruedas, ejemplo en el mundo del deporte. ¡Bienvenidos!”, escribió.

América Latina.

Varios países de América Latina se han ofrecido para recibir a refugiados afganos. Estados Unidos anunció ayer viernes a México y Colombia. En una rueda de prensa, el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, explicó que estas naciones están dispuestas a amparar a afganos “en riesgo”. Entre los países latinoamericanos, Chile y Costa Rica también han mostrado su disposición a recibir a evacuados llegados desde Kabul.

Fuera de la región latinoamericana, también acogerán a desplazados Albania, Canadá, Kosovo, Macedonia, Polonia, Catar, Ruanda, Ucrania y Uganda.

Además, Price señaló que varios países han aceptado en las últimas horas acoger vuelos militares de Estados Unidos con evacuados procedentes de Afganistán para hacer escala en sus territorios, incluyendo Dinamarca, Alemania, Italia, Catar y Reino Unido, entre otros. A ellos se suman Kazajistán, Kuwait, Tayikistán, Turquía, Emiratos Árabes Unidos y Uzbekistán. (Con información de AFP, EFE y The New York Times).

Predicando con el fusil: “Los débiles de fe corren”

La tradicional oración del viernes, la más importante de la semana en el islam, dejó ayer una imagen muy fuertes en una mezquita de Kabul: un clérigo hablando a los fieles flanqueado por hombres armados. Los sermones de los viernes han sido a menudo coordinados con el gobierno para difundir mensajes políticos. “Aquellos débiles de fe corren detrás de los aviones estadounidenses o se cuelgan de ellos. Deberían quedarse y reconstruir su país”, dijo el imán y pidió apoyo al régimen talibán.

Rescatan a 169 estadounidenses para evacuar
Fuerzas de comando del Ejército Nacional Afgano montan guardia en medio de los combates entre los talibanes y las fuerzas de seguridad. Foto: AFP

Las fuerzas de Estados Unidos en el aeropuerto de Kabul tuvieron que abandonar sus instalaciones y salir fuera para rescatar a 169 estadounidenses que no podían acceder al lugar para ser evacuados.

El presidente Joe Biden dijo en una rueda de prensa en la Casa Blanca que, en virtud del arreglo alcanzado con los talibanes, los insurgentes están dejando pasar por sus puestos de control a aquellas personas que tienen un pasaporte de Estados Unidos para llegar al aeropuerto, pero que había 169 ciudadanos que no habían podido alcanzarlo. El mandatario atribuyó este problema a la multitud de miles de afganos congregados en las inmediaciones del aeropuerto en un intento desesperado por subirse a uno de los aviones de evacuación.

Biden explicó que las autoridades estadounidenses tratan de ver cómo abordar el problema de los miles de afganos que están cerca del aeródromo que no están en ninguna lista prioritaria de Estados Unidos para sacarlos fuera de Afganistán.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, fue preguntado sobre este tema minutos más tarde en una rueda de prensa en la sede del Departamento de Defensa y aseguró que no se trató de un rescate, sino de “asistencia” por parte de las tropas estadounidenses a sus nacionales.

“Entiendo que lo que pasó es que (los ciudadanos estadounidenses) estaban justo fuera del muro” del aeropuerto, indicó el portavoz, quien explicó que los soldados les ayudaron a entrar en las instalaciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados