LA PANDEMIA DEL COVID-19

Países sancionados por Estados Unidos recurren a la ONU

Piden ejercer presión para que el gobierno de Donald Trump levante sanciones contra ellos, en el marco de la lucha mundial contra el coronavirus.

Corea del Norte: por ahora no reportó casos de Covid-19. Foto: Reuters
Corea del Norte: por ahora no reportó casos de Covid-19. Foto: Reuters

Ocho países en conflicto con Estados Unidos, entre ellos Irán, Venezuela, Cuba y Nicaragua, pidieron en una carta al secretario general de la ONU, hecha pública ayer jueves, que haga presión para que el gobierno de Donald Trump levante sanciones contra ellos, en el marco de la lucha mundial contra el coronavirus.

“Le exhortamos a pedir el completo e inmediato levantamiento de esas medidas de presión económica tan ilegales, coercitivas y arbitrarias (...) para asegurar una completa, efectiva y eficiente respuesta de todos los miembros de la comunidad internacional al coronavirus”, destaca la carta dirigida a Antonio Guterres, fechada el miércoles y difundida en Twitter por la misión iraní en la ONU.

Además de Irán, uno de los países más afectados por el COVID-19, y los tres países latinoamericanos, también firman la carta Rusia, China, Corea del Norte y Siria.

La alta comisionada para Derechos Humanos de la ONU, la expresidenta socialista de Chile Michelle Bachelet, había reclamado el martes que sean flexibilizadas o suspendidas las sanciones económicas impuestas a varios de esos países en “este período crucial” de pandemia debido al coronavirus.

Misterio norcoreano.

En secreto, Corea del Norte ha estado solicitando ayuda a otros países para enfrentar al coronavirus, a pesar de que públicamente niega que existan casos en el país, informó el diario The Financial Times.

También solicitó a los hospitales en Corea del Sur y a varias agencias de ayuda internacional la provisión de máscaras y kits para realizar pruebas, anunció Reuters el viernes pasado.

Hasta ayer jueves, Corea del Norte no ha reportado oficialmente ningún caso del nuevo coronavirus, lo que generó sospechas en la comunidad internacional dado que la vecina Corea del Sur registró al menos 9.200 contagios y China sobrepasó los 81.000.

A fines de enero, Kim Jong-un ordenó el cierre de la frontera con China después de que el brote comenzó a extenderse desde la provincia central de Hubei hacia otras regiones limítrofes con otros países.

Según The Financial Times, el país ha examinado al menos a 590 ciudadanos, todos los cuales llegaron desde fuera del país en enero, pero supuestamente todos dieron negativo.

Sin embargo, algunos medios de comunicación de Corea del Sur han informado que Corea del Norte registró muertes por COVID-19, pero que el régimen las está ocultando.

Por su parte, Daily NK, un sitio de noticias centrado en Corea del Norte, informó que 180 soldados norcoreanos murieron por el virus en enero y febrero y que otros 3.700 fueron puestos en cuarentena. Otros medios han informado de casos sospechosos de la enfermedad en la ciudad de Sinuiju, que limita con China.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados