DEBATE EN LA OEA

Países debatieron sobre Venezuela; Bolivia pidió la renuncia de Almagro

El orden del día se aprobó por 20 votos contra 12. Hubo dos abstenciones. El representante boliviano dijo que el excanciller uruguayo quiere llevar a la organización de vuelta a su "pasado golpista".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Luis Almagro en la OEA. Foto: EFE

El Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) aprobó por 20 votos contra 12 y dos abstenciones el orden del día, en la que se resolvió debatir el informe sobre Venezuela elaborado por el secretario general, Luis Almagro.

En ese informe se propone la activación de la Carta Democrática a Venezuela.

Los 20 países que votaron a favor de que se debata el informe fueron Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, EE.UU., Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay, Barbados, Jamaica, Granada, Surinam, Bahamas, Canadá, Belice y Guyana.

En contra se pronunciaron Nicaragua, Saint Kitts y Nevis, Haití, El Salvador, Ecuador, República Dominicana, Bolivia, Venezuela, Antigua y Barbuda, Dominica y San Vicente y Granadinas.

Los dos países que decidieron abstenerse fueron Santa Lucía y Trinidad y Tobago.

La canciller venezolana, Delcy Rodríguez, acuso a Almagro de formar parte de "un golpe para propiciar el derrocamiento de Nicolás Maduro".

"Con OEA o sin OEA, Venezuela defenderá su estado de derecho”, dijo Rodríguez.

Previo a la sesión del Consejo Permanente, Almagro se reunió con Henry Ramos Allup, presidente de la Asamblea Nacional (parlamento) venezolana, integrante de la oposición.

Si no puede ver la publicación, haga click aquí.

En su discurso, Almagro dijo que "las libertades fundamentales, los derechos humanos y la democracia no existen solo cuando es conveniente".

"Si existen claras violaciones, nuestra obligación es señalarlas, En particular cuando se enfrenta una situación difícil", indicó.

"Ha ocurrido una alteración del orden constitucional que trastoca el orden democrático en un Estado Miembro. Hoy, les pido que consideren las vidas, la salud y la seguridad del pueblo venezolano a la luz de estos compromisos", dijo.

"La inflación ha llegado a 720%. El PIB disminuirá un 8% más en 2016. La deuda externa ha alcanzado los 130.000 millones de dólares; es decir, el equivalente de casi seis años de exportaciones de petróleo", informó.

Más adelante señaló que "el 73% de los hogares y el 76% de los venezolanos vivieron en la pobreza en 2015. Después de lo que fue el 12º aumento desde que el Gobierno fue electo en 2013, el salario mínimo equivale aproximadamente a 13,75 dólares al mes. Eso es menos de 50 centavos de dólar por día. La falla sistemática del tipo de cambio controlado ha ocasionado que la moneda haya perdido el 99% de su valor desde 2013".

"La población enfrenta una escasez de alimentos y medicamentos sin precedente en todo el país. Esta crisis está alcanzando un punto crucial. Estos problemas no los causan fuerzas externas. La situación que enfrenta Venezuela hoy día es el resultado de las acciones que han emprendido y siguen emprendiendo quienes están en el poder", acusó.

Almagro opinó que "Venezuela podría y debería ser uno de los países más prósperos e influyentes en la región", pero sin embargo "es un Estado plagado de corrupción, pobreza y violencia".

Denunció que "se requerirían 16 salarios mínimos para alimentar debidamente a una familia", porque "el 87% de los venezolanos declaran que no tiene el suficiente dinero para comprar los alimentos que necesitan".

El secretario general de la OEA indicó que el sistema de salud pública venezolano no cuenta con "equipo, ni doctores, ni medicinas". Denunció "el deterioro de la infraestructura, la falta de mantenimiento y actualización de los recursos y equipo técnico".

Respecto a la inseguridad en el país Almagro denunció el aumento de la violencia "en las últimas semanas a medida que la escasez se hace intolerable".

"Se han reportado más de 250 casos de saqueo este año en todo el país. Los transportes de alimentos o bebidas fueron el blanco en el 81% de los casos de saqueo en sus rutas de distribución. El 19% restante ocurrió en centros comerciales y almacenes. Los embarques de alimentos ahora van acompañados de guardias armados, leales al Ejecutivo, protegiendo así las limitadas raciones de ciudadanos hambrientos", indicó.

"En el estado de Trujillo, las manifestaciones ocurren todos los días pues la gente protesta por la falta de servicios básicos del Gobierno. Esto incluye la trágica muerte de una niña de cuatro años en un tiroteo afuera de un mercado en Guatire; son estos daños irreparables del aumento de la violencia.", denunció.

Luego señaló que los índices de violencia y delincuencia "han alcanzado niveles históricos. Las estadísticas oficiales del Gobierno, que no son publicadas con regularidad, indican que en 2015 ocurrieron 58,1 homicidios por cada 100,000 personas. La sociedad civil cuenta 90 homicidios por cada 100,000 personas. En 2015, el número de muertes violentas fue superior en Venezuela que el registrado en Afganistán".

Respecto a la "corrupción endémica que plaga al gobierno", indicó que "dos ex integrantes del gabinete del difunto presidente Hugo Chávez han presentado quejas por la desaparición de ingresos derivados del petróleo del orden de los 300.000 millones de dólares. Transparencia International clasifica a Venezuela en el lugar 158 entre 168 países evaluados en lo que se refiere a la corrupción. Esta es la posición más baja en el continente americano. Los países que están por debajo, es decir, Somalia, Corea del Norte, Afganistán, Sudán e Iraq, son regímenes ilegítimos o países devastados por guerras prolongadas".

"La democracia no tiene nacionalidad. La democracia es más que una elección; es más que contar votos en las urnas: es libertad. Libertad de expresión, de asociación, de reunión, una ciudadanía empoderada, una judicatura independiente, una estructura de seguridad que tenga la confianza del pueblo y que le rinda cuentas. Es el ejercicio legítimo del poder dentro del Estado de derecho", dijo.

Almagro sostuvo que "los Gobiernos democráticos tienen una responsabilidad hacia sus ciudadanos: a responsabilidad de proveer seguridad, dar acceso a las necesidades básicas, proteger los derechos humanos y rendir cuentas".

Para el excanciller uruguayo, "el Consejo Permanente debería adoptar las medidas necesarias para abordar la crisis humanitaria inédita e innecesaria en Venezuela. Debería expresarse respecto a los presos políticos y los persistentes informes de tortura. Debería apoyar la voluntad del pueblo venezolano en su solicitud de un referendo revocatorio".
"Solo volviendo a un ejercicio legítimo y responsable del poder, podrá Venezuela volver a la senda de la paz y de la prosperidad", concluyó Almagro.

Para leer el discurso completo de Almagro, haga click aquí.

Uruguay

El representante de Uruguay en el consejo permanente de la OEA, Hugo Cayrús, dijo que la delegación apoyó la aprobación del orden del día, "dado que  no se impide que los temas sean tratados".

Cayrús señaló que, tras la presentación del informe de Almagro, Uruguay se mantendrá en la misma línea de la declaración aprobada del pasado 1° de junio. "Reiteramos una vez más la importancia del diálogo. Diálogo, diálogo, diálogo", señaló.

El representante uruguayo mostró también su apoyo a "la iniciativa iniciada por los exresidentes José Luis Rodríguez Zapatero (España), Leonel Fernandez (República Dominicana) y Martín Torrijos (Panamá).

Bolivia

Bolivia pidió la renuncia de Almagro como secretario general de la OEA por estar "arrastrando" al organismo "a su oscuro pasado de intervenciones golpistas" contra los países miembros.

"La OEA se ha convertido en un espacio inquisitorio contra los Gobiernos de los Estados miembros. Las acciones del secretario general vulneran toda norma de la OEA y llevan a la OEA a ser un organismo golpista contra los Estados miembros", afirmó el representante de Bolivia ante la OEA, Diego Pary.

"Exigimos su renuncia como secretario general", agregó el diplomático, cuyo Gobierno se opone frontalmente a que la OEA aplique su Carta Democrática a Venezuela, como propone Almagro.

En la misma línea, aunque sin exigir la renuncia de Almagro, se pronunció el representante alterno de Nicaragua, Luís Exequiel Alvarado Ramírez.

"Hoy se escribe una página más de la historia injerencista de la organización. Equivale a dar un golpe de Estado y repudiamos por tanto esta sesión", manifestó el diplomático.

Por su parte, el embajador de Ecuador ante la OEA, Marco Vinicio Albuja, acusó a Almagro de "boicotear" con esta sesión la mediación de diálogo que promueven en Venezuela los expresidentes de España, Panamá y República Dominicana, con el apoyo de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), así como la reactivación del diálogo bilateral entre Washington y Caracas.

"Hay fallas en el fondo y en la forma de esta convocatoria", consideró el diplomático ecuatoriano.

Así, Ecuador, Bolivia y Nicaragua evidenciaron una vez más su apoyo férreo a Venezuela, su socio de la Alianza Bolivariana (ALBA).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)