Depósitos de Nestlé y Polar también copadas por las FF.AA.

Ordenan desalojar planta de Pepsi Cola en Caracas

La embotelladora de Pepsi Cola en Venezuela deberá desalojar en un plazo de 60 días una planta en el oeste de Caracas que da empleo a más de 500 personas, debido a un decreto gubernamental que ordena la construcción de viviendas en esos terrenos, informó ayer una fuente sindical.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Miembros de las Fuerzas Armadas ocuparon un complejo de depósitos de empresas. Foto: Reuters.

“Ayer (miércoles 29) llegó una juez de un tribunal dictando la medida de desalojo, levantó un acta y estableció una medida de 60 días para desalojar el galpón”, explicó el secretario general del sindicato de Pepsi Cola en la región metropolitana, Bladimir Camargo.

La medida, según Camargo, es el resultado de un decreto presidencial publicado en la Gaceta Oficial en 2012 por el entonces presidente Hugo Chávez (1999-2013), que ordenó el uso de los terrenos para la construcción de viviendas del programa social Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV).

“El proyecto no fue solamente para la zona en la que estamos nosotros, sino que involucra a ocho o diez galpones más, entre ellos Coca Cola, que anoche les notificaron y ellos desalojaron, Cargil, el Banco Provincial, lo que abarca más o menos unas 140 hectáreas de terreno”, añadió.

Según Camargo, la medida fue notificada al propietario del terreno y a la empresa en 2012, una vez fue tomada la decisión.

El dirigente sindical informó de que ha solicitado la “colaboración de parte del Estado para que le dé una prorroga al ente del trabajo para que pueda reubicarse”, y así garantizar los puestos de trabajo de los 560 trabajadores que forman parte de está planta.

Ocupaciones. 

A lo largo de la jornada de ayer, miembros de las Fuerzas Armadas de Venezuela ocuparon un complejo de depósitos usados por las compañías de alimentos Empresas Polar y Nestlé en momentos en que el país sufre un desabastecimiento de bienes básicos.

“No hay comida en Venezuela y ahora hacen esto. ¿Cómo va a comer el pueblo?”, se preguntó Carlos Muñoz, un camionero de 43 años que trabaja para Polar, la mayor empresa privada del país, y que protestaba junto a otros afuera de uno de los galpones custodiado por efectivos de la Guardia Nacional.

Durante sus 12 años en el poder, el fallecido Hugo Chávez mantuvo una tensa relación con Polar, empresa del magnate venezolano Lorenzo Mendoza, a la que le expropió algunos depósitos en el país.

Y, desde que asumió como su sucesor, el presidente Nicolás Maduro ha seguido enfrentado con la firma, a quien acusa de ser uno de los responsables de una “guerra económica” que, a través del supuesto acaparamiento de bienes e incremento de precios, busca sembrar el caos para desbancarlo.

La ocupación se produce en momentos en que dos plantas de la Cervecería Polar, el negocio con mayor utilidad de Polar, se aproximan a un cierre temporal por falta de materia prima importada, ante la escasez de divisas que debe aprobar el Ejecutivo mediante el estricto control cambiario.

“La matriz, la que más produce cerveza, se va a paralizar, eso es un hecho, el 3, máximo el 5 de agosto.”, dijo el líder del sindicato de la cervecería, Jhonny Magdaleno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados