LA HABANA

OPS alerta que Cuba sufre un "aumento dramático" de casos de COVID-19

La OPS explicó que la isla caribeña ya experimentaba un alza de contagios antes de las manifestaciones antigubernamentales del domingo 11.

Dos mujeres con tapaboca caminan por una calle de La Habana. Foto: EFE
Dos mujeres con tapaboca caminan por una calle de La Habana. Foto: EFE

Al creciente descontento de su población por la escasez de productos básicos y la falta de libertades, al régimen cubano se le sumó otro problema: el rápido avance de la pandemia del COVID-19 en la isla. Así lo alertó ayer miércoles la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que reportó “aumentos dramáticos” de casos de coronavirus en la última semana.

La OPS explicó que la isla caribeña ya experimentaba un alza de contagios antes de las manifestaciones antigubernamentales del domingo 11.

“En el Caribe, los casos de COVID-19 y las muertes están aumentando en Cuba, donde muchas provincias informan aumentos dramáticos de nuevas infecciones”, dijo la dominiquesa Carissa Etienne, directora de la OPS.

Agregó que la situación es “especialmente aguda” en la turística provincia de Matanzas, donde se encuentra Varadero, el principal balneario de Cuba.

El director de Emergencias en Salud de la OPS, Ciro Ugarte, informó que Cuba registró el mayor número de contagios semanales en todo el país desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020.

“Se notificaron más de 43.000 casos, lo cual representa un incremento del 21% (con respecto a la semana anterior), con un promedio de 6.199 casos diarios”, señaló, y destacó la circulación de la variante Delta en varias provincias del país.

“Es una situación preocupante”, afirmó. “La incidencia del COVID-19 en Cuba todavía está en el nivel más alto”.

La OPS no vinculó este pico a las manifestaciones populares que estallaron el 11 de julio en unas 40 ciudades de Cuba. “El número de casos en Cuba había ido en aumento antes de las recientes protestas”, dijo.

Cuba no se adhirió al programa de distribución global de vacunas Covax, patrocinado por la OMS y gestionado por la OPS en Latinoamérica. Pero empezó a inmunizar a su población a mediados de mayo con dos candidatas a vacunas desarrolladas en la isla.

Ugarte dijo que hasta el 17 de julio, unos 3,3 millones de personas habían recibido al menos una dosis de las vacunas Abdala o Soberana. “Eso es aproximadamente el 30% de la población, por lo que todavía es un nivel bajo”, precisó.

Abdala, que mostró una eficacia del 92,2% en los ensayos clínicos, ya tiene la autorización de uso de emergencia por lo que es la primera vacuna latinoamericana contra el coronavirus.

Soberana 02, a su vez, espera aún por esa autorización tras mostrar una eficacia de 91,2% con un esquema de dos dosis y un extra del suplemento Soberana Plus, otro de los compuestos que investigan científicos de la isla.

Las autoridades cubanas quieren vacunar al 70% de la población para agosto.

El Ministerio de Salud Pública cubano notificó ayer miércoles el fallecimiento de 53 personas con COVID, con lo cual son 2.072 los decesos hasta el momento.

En los hospitales y centros de aislamiento están ingresadas 61.482 personas: 36.852 casos activos -148 críticos y 171 graves-, 19.815 con síntomas sospechosos y el resto en vigilancia epidemiológica.

Los países de América Latina y el Caribe reclamaron ayer miércoles equidad en el acceso a las vacunas contra el COVID-19, al advertir que apenas uno de cada diez de sus ciudadanos ha sido completamente inmunizado. “Requerimos vacunas de donde sea y de quien quiera”, sentenció el ministro de Relaciones Exteriores de Antigua y Barbuda, Paul Chet Greene, en una sesión virtual de la OEA. (Con información de AFP y EFE).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados