LA BITÁCORA

Oprah, el reverso de Trump

Es el reverso de Trump. Los dos son multimillonarios, pero él rubio magnate inmobiliario acrecentó un negocio heredado, mientras que Oprah Winfrey construyó su fortuna de cero, a pesar de su género y su color de piel.

Trump nunca fue víctima y muchas veces victimario. Oprah fue víctima de la miseria, de la discriminación racial y la violencia sexual. Él pagó fortunas para aparecer en películas y para tener su propio reality show, en el que ostentaba poder sobre los demás, mientras que a ella la convocaron desde adolescente por su talento comunicacional y llegó a ser la conductora televisiva con mayor audiencia del mundo.

Trump tiene muchas denuncias por acoso sexual y ha mostrado un machismo vulgar y violento. Oprah es la denunciante más escuchada al respecto. Él expresa un ultraconservadurismo lindante con el racismo. Ella expresa a la "América liberal", que en el siglo XX se canalizó a través del Partido Demócrata.

El actual presidente se introdujo en la política por capricho propio. Ella impulsó numerosas iniciativas sociales y humanitarias, por las que ganó reconocimientos y distinciones; ha creado un instituto de liderazgo igualitarista en Sudáfrica, junto a Nelson Mandela, y no se lanzó en busca de una candidatura, sino que un discurso suyo hizo que muchos norteamericanos vieran en ella lo que es: el reverso de Donald Trump.

En un tiempo descreído de la política y de los políticos, tiene lógica que las redes, reflejando la emoción que en gran parte de Estados Unidos generó su discurso en los premios Globo de Oro, la instara a ser candidata presidencial en el 2020.

Oprah no es ajena a la política. De hecho, hizo el aporte clave para que Obama se impusiera en las primarias demócratas. Pero no pertenece al aparato partidario ni mostró jamás interés por algún cargo.

Las redes canalizan las peores cosas, pero también son la nueva plaza pública que expresa sentimientos sociales y políticos latentes. Y más allá de lo que finalmente ocurra con las candidaturas del aún lejano 2020, tiene lógica que en ese ágora de este tiempo empezaran a corear el nombre de Oprah Winfrey. Por su historia, por su color de piel, por su género y por los valores que expresa, ella es el reverso del hombre cuya estadía en la Casa Blanca avergüenza a gran parte de la sociedad norteamericana.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º