La trama Petrobras salpica también al actual presidente de la Cámara baja

Opositor de Dilma ocultó US$ 15,5 millones al fisco

El presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, Eduardo Cunha, dueño de la llave que puede abrir un juicio político contra la mandataria Dilma Rousseff, ocultó 15,5 millones de dólares al fisco, reveló ayer la fiscalía como parte de la investigación sobre el fraude a Petrobras.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El opositor Eduardo Cunha está seriamente involucrado en el escándalo. Foto: AFP

La revelación de la procuraduría brasileña es el último eslabón de la larga cadena de hallazgos directa o indirectamente ligados a la estafa político-empresarial que drenó más de 2.000 millones de dólares de la petrolera estatal.

Cunha fue acusado en agosto por la fiscalía de cobrar al menos 5 millones de dólares para facilitar un multimillonario negocio de barcos sonda de Petrobras, y como una derivación de esa investigación las autoridades llegaron a Suiza, donde fueron detectadas cuentas bancarias de su propiedad y de su esposa.

"Hay indicios suficientes de que las cuentas en el exterior no fueron declaradas y, al menos en relación a Eduardo Cunha, son producto de delitos", dijo la fiscalía.

Las autoridades trabajan para determinar el origen de ese dinero, y si está vinculado a los desvíos en Petrobras, pero adelantaron que habían detectado incongruencias en su declaración de bienes.

"Su patrimonio estimado en la época de la apertura de la cuenta (no detallada la fecha) era de aproximadamente 16 millones de dólares (...) actualmente, el patrimonio declarado por él es de 1,6 millones de reales", unos 421.000 dólares, señaló el texto.

Incluso sin contabilizar ese dinero, la procuradoría informó que Cunha tuvo "una evolución patrimonial de 214% entre los años 2002 y 2014".

Cunha, que ha desconocido la existencia de esas cuentas, condenó en un comunicado que "fueron divulgados datos que deberían en tesis estar protegidos por sigilo" y reiteró ser blanco de una "persecución" del fiscal general Rodrigo Janot.

Dijo además que sus abogados analizarán y darán respuesta a la acusación una vez analicen los documentos que fueron publicados ayer.

El incisivo legislador es una figura central en la turbulenta agenda política de este Brasil en crisis y le produjo derrotas al gobierno en el Congreso.

¿Y Dilma?

Cunha es el encargado de decidir si acepta un pedido de juicio político contra Rousseff. El opositor más importante de la presidenta anunció su decisión para la semana próxima.

Según versiones de prensa, Cunha negociaría con el Gobierno un supuesto intercambio de favores —él rechazaría el pedido de juicio contra Rousseff y el PT aseguraría su escaño—, pero él mismo negó hoy esas conjeturas.

"Sólo me cabe desmentir (...) No hice acuerdos ni con el gobierno ni con la oposición", resaltó Cunha.

Las posibilidades de que le realicen un juicio político a la presidenta brasileña surgen tras varias acusaciones. Una de ellas, fue realizada por el procurador del Ministerio Público de Cuentas Julio Marcelo de Oliveira, quien detectó el año pasado las maniobras fiscales realizadas por el Gobierno para maquillar sus resultados, que luego fueron reprobados por ese órgano de contraloría.

Este fiscal, está a cargo de la investigación. En declaraciones a la prensa hechas ayer, dijo que en la administración de Rousseff "hay una multiplicidad de conductas irregulares" y agregó: "El Gobierno generó gastos sin tener el dinero suficiente, sin sustentación financiera" y se valió de la banca pública para financiarlos.

La investigación realizada por el fiscal constató que en 2014 el Gobierno dejó de depositar en la banca pública, usada como agente de pagos, parte de los montos previstos para seguros de desempleo, subsidios a las familias más pobres y créditos para campesinos, entre otras obligaciones.

Eso llevó a los bancos a cubrir esos compromisos con sus propios recursos y le generó al Estado una deuda que el año pasado cerró en unos 40.000 millones de reales (hoy 10.530 millones de dólares).

Según la oposición, eso configura un "delito de responsabilidad", contemplado en la Constitución como un posible motivo para un juicio con miras a la destitución de un mandatario, una tesis que fue rechazada por el Ejecutivo.

En medio de la crisis política, 43 movimientos civiles a favor de la destitución de Rousseff han anunciado que comenzarán movilizaciones en diferentes ciudades del país para presionar a favor de la apertura de un juicio político.

Director de banco Bndes asegura que la firma sufre por "la política".


El estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes), principal institución de fomento de Brasil, es víctima de intereses de "naturaleza política", afirmó en Río de Janeiro uno de los directores de la entidad.

"Estamos sufriendo por razones de naturaleza política", afirmó el director de Planificación, Investigación, Acompañamiento Económico y Gestión de Riesgos del organismo estatal de financiación, João Carlos Ferraz, durante la XXVI Asamblea del Consejo Empresarial de América Latina (CEAL).

El Bndes está siendo objeto de investigación por parte del Congreso brasileño debido a sus presuntas irregularidades derivadas de los créditos otorgados a importantes empresas y obtenidos por la supuesta intermediación de miembros del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) en los últimos años.

El jueves, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva prestó declaración de manera voluntaria ante la Fiscalía en el marco de una investigación que considera que existen indicios de que el ex jefe de Estado influyó en el Bndes para que financiara proyectos de la constructora Odebrecht en países latinoamericanos y africanos.

SABER MÁS

El real se depreció un 1,89% frente al dólar.


El real se depreció ayer un 1,89 % frente al dólar, moneda que cerró la semana negociada a 3,872 reales para la compra y a 3,874 para la venta en el tipo de cambio comercial brasileño. En la semana, la denominación brasileña de devaluó un 3,05 % respecto a la divisa estadounidense. La economía brasileña continúa en picada. El jueves la agencia Fitch realizó una nueva rebaja de la nota soberana de crédito de Brasil. No obstante, mantuvo el grado de inversión de Brasil, aunque con una perspectiva "negativa", lo que deja abierta la posibilidad para nuevas rebajas en el futuro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)