Este Gobierno está en “fase terminal”, denunció Capriles

La oposición venezolana cierra filas ante Maduro

El gobierno de Nicolás Maduro está en "fase terminal", dijo ayer el líder opositor venezolana Henrique Capriles, quien hizo un llamado a los demás dirigentes y grupos antichavistas a dejar de lado sus diferencias con el objetivo de aprovechar las horas bajas del régimen e intentar tomar el poder en el corto plazo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El presidente Nicolás Maduro se reunió ayer con su homólogo Vladimir Putin. Foto: Reuters

El país ha arrancado el año con una situación caótica: desabastecimiento de productos básicos sin precedentes, una inflación oficial del 63%, la más alta del mundo, y la caída del precio del petróleo, prácticamente la única fuente de divisas venezolana.

Maduro, de gira por varios países, mantiene el optimismo. "He conseguido los recursos necesarios para que el país mantenga su ritmo de inversiones, de importación, la estabilidad económica", dijo Maduro ayer tras su reunión en Moscú tras entrevistarse con el presidente ruso, Vladimir Putin.

La agencia Moodys ha rebajado más la calificación de la deuda venezolana, que ya estaba en consideración de bono basura, por el creciente riesgo de impago. En ese contexto, la oposición ve la oportunidad de ofrecerse a los ciudadanos como una alternativa política al evidente descontento que se siente en las largas filas de los supermercados.

El acercamiento entre los grupos que conviven dentro de la llamada Mesa de la Unidad —la facción más radical representada por los dirigentes Leopoldo López, María Corina Machado y Antonio Ledezma, y el grupo encabezado por el excandidato presidencial y gobernador de Miranda, Henrique Capriles— ha sido sorpresivo, dadas las diferencias que mantenían hasta la fecha.

Liderazgo.

"Propongo que se convoque a un equipo que se ponga al frente de esta crisis. Yo quisiera estar en ese grupo. Aquí se necesita liderazgo que no hay en el país. Y en la oposición hay alternativas", dijo Capriles tras su encuentro con el otro grupo. El ex candidato presidencial añadió: "A los seguidores del presidente Chávez les digo con todo respeto: esta revolución se acabó".

Capriles convocó a "movilizaciones" pero no dijo cuándo ni cómo se harán.

"Es la hora para que el pueblo active su voz, están dadas todas las condiciones para que el pueblo hable con contundencia, para que se den los cambios que quieren la mayoría de venezolanos", dijo ante un concurrido grupo de periodistas.

Capriles ha terminado, así, de darle forma a un sorpresivo giro en su estrategia de oposición y coexistencia pacífica con el régimen chavista. En 2014, de hecho, se opuso a las manifestaciones callejeras alentadas por López, Machado y Ledezma, que se extinguieron en junio después de 43 muertes, centenares de heridos y miles de detenidos.

Mientras el ex candidato presidencial evitaba las declaraciones en los medios y prefería concentrarse en fortalecer su vínculo con los sectores más pobres, López, que está preso desde hace 11 meses en una cárcel militar de los suburbios de Caracas, capitalizaba el descontento y subía en las encuestas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)