CRISIS EN VENEZUELA

Oposición retoma juicio a Maduro y protestas callejeras

Argumenta que el régimen chavista no cumplió lo pactado, entre ello la liberación de presos políticos

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Un video divulgado por el fiscal abre la posibilidad de que López sea liberado. Foto: Archivo

Leopoldo López, el preso político más representativo del régimen chavista de Nicolás Maduro, cumplió ayer 1.000 días entre rejas, en medio de tensas negociaciones entre el gobierno y la oposición para una salida a la crisis institucional en el país.

El portavoz opositor Jesús Torrealba dijo ayer que debido a que el gobierno venezolano "no cumplió como debería" lo planteado en el diálogo nacional, el Parlamento retomará el juicio político a Maduro.

"Se va a reactivar en los términos que establece la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (...) la evaluación de la responsabilidad política del presidente de la República en esta crisis", dijo Torrealba.

En entrevista con el canal privado Globovisión, el secretario ejecutivo de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) indicó que "la tregua" con el gobierno se acabó y que por ello ahora también se debe reactivar las acciones en la calle.

El pasado 1 de noviembre el Parlamento acordó posponer "por unos días" el debate sobre la responsabilidad política de Maduro a pedido del Vaticano, que oficio de facilitador del diálogo con la oposición.

La libertad de los presos político era una de las condiciones que había puesto la oposición que seguir con el diálogo.

López está en la cárcel militar de Ramo Verde, en el estado Miranda, sentenciado a 14 años de prisión. "Mil días de lucha y resistencia, mil días de ataques, de violación de derechos humanos, de violación directa de los derechos humanos de Leopoldo, de tortura, de tratos inhumanos, pero mil días de resistencia ante eso", afirmó ayer su esposa Lilian Tintori.

También aseguró que su esposo es inocente y no porque lo diga ella o su partido político, Voluntad Popular, "sino porque el mundo entero lo dice".

Tras ello, leyó la lista de personas e instituciones que han expresado solidaridad con el líder opositor, entre las que destacan el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, el jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, la ONU, Amnistía Internacional, la Unión Europea, y decenas de expresidentes.

Ayer el expresidente José Mujica expresó desde Madrid su "solidaridad" con López. "No me gustan los presos políticos en ninguna parte del mundo", dijo Mujica en el ayuntamiento de Madrid junto a la alcaldesa Manuela Carmena.

"Tengo solidaridad de preso con todos los presos políticos del mundo, cualquiera sea la causa", añadió.

"Pedimos la libertad plena de Leopoldo porque es inocente, porque es un preso de conciencia, porque representa la lista de 117 presos políticos que deben ser liberados", afirmó por su parte Tintori en Caracas.

López afrontó un juicio de más de un año en el que se le acusó de delitos relacionados con la violencia desatada durante una manifestación antigubernamental convocada, entre otros dirigentes, por él y en la que murieron tres personas.

Cientos de personas, la mayoría de ellas militantes de Voluntad Popular, marcharon ayer hasta la cárcel militar de Ramo Verde. El partido de López pidió a la alianza opositora MUD, de la cual forma parte, iniciar acciones paralelas con el objetivo de lograr un cambio de gobierno.

El sábado, tras dos días de deliberaciones, la MUD y el gobierno acordaron trabajar conjuntamente para resolver la crisis política y económica dando prioridad al abastecimiento de alimentos y medicinas.

Maduro sigue con su programa de radio salsero desde Miraflores

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, sigue con su programa de radio salsero desde el Palacio de Miraflores. Con las más de tres horas que dura "la hora de la salsa" dos veces a la semana, Maduro busca recuperar su alicaída popularidad apareciendo más en medios de comunicación. Y no sólo Maduro. En días recientes, la primera dama, Cilia Flores, y algunos ministros dieron sus primeros pasos en "Radio Miraflores", buscando reforzar aún más la presencia del gobierno. "Ahora vamos a bailar ¿ustedes nunca han visto una pareja bailando por radio? La van a ver hoy", dijo Maduro con los auriculares puestos el día que empezó su programa, antes de ensayar unos pasos con su esposa en un baile transmitido por la televisión estatal y las redes sociales. Las imágenes sirvieron de burla para elaborar memes y despertaron la crítica de muchos, que consideran inapropiado que el mandatario de un país que sufre una crónica escasez de alimentos y medicinas dedique varias horas de la semana a conducir en radio un programa musical. "El programita de Maduro es como una burla. Debería tener un poquitico más de respeto por el pueblo venezolano", dijo el dos veces candidato presidencial opositor Henrique Capriles.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados