ARGENTINA

El operativo secreto en el Lollapalooza por las "amenazas de atentado" en Twitter

La Inteligencia argentina descubrió que en Twitter, usuarios afirmaban que se iban a arrojar bombas con drones en el festival.

Lollapalooza 2018 en Argentina. Foto: La Nación.
Lollapalooza 2018 en Argentina. Foto: La Nación.

El Lollapallooza ya había comenzado. Los espectadores ya disfrutaban de los primeros shows cuando sonó la señal de alarma: la Oficina de Ciberterrorismo de la Policía Federal Argentina (PFA) durante un "ciberpatrullaje" descubrió en Twitter mensajes amenazantes que anunciaban atentados terroristas del Estado Islámico durante el festival que iba a durar tres días. Era viernes a la tarde y era el inicio de un operativo secreto para evitar una tragedia.

En el festival internacional, entre el viernes y el sábado pasados, hubo 200.000 personas en el Hipódromo de San Isidro. El domingo, la jornada se canceló por las condiciones climáticas. "Se descubrieron por lo menos dos tuits con amenazas. En uno se afirmaba que se iban a tirar bombas por medio de drones y en el otro que iba a haber un atentado de ISIS", afirmó un detective de la investigación a La Nación.

Al analizar las amenazas, se determinó que había que radicar una denuncia. La presentación se hizo ante la jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, que ordenó un importante operativo para prevenir los supuestos ataques terroristas y extremar las medidas de seguridad. La magistrada también evaluó en un momento la posibilidad de suspender el festival.

"Como fue una falsa alarma ahora estamos más tranquilos. El viernes se hizo un rastrillaje en busca de explosivos sin suspender el festival. Pero el sábado se hizo más riguroso el cacheo del público y el control a los proveedores. Se trabajó ante la peor hipótesis. En otras partes del mundo hubo atentados en festivales musicales", sostuvo una fuente judicial.

El caso fue revelado hoy por el periodista Mauro Federico en el diario Ámbito Financiero. "A partir de que el hecho estaba judicializado se comenzó un operativo de prevención secreto, donde participaron especialistas en antiexplosivos, detectives de la Oficina de Ciberterrorismo, perros adiestrados en búsqueda y se utilizaron drones", afirmó el detective consultado.

El operativo de seguridad fue tan secreto para evitar una filtración de información que ni se enteró el hijo de un integrante de la cúpula de la Policía Federal (PFA) que estuvo en el festival sábado y domingo. El jefe de la PFA, comisario general Néstor Roncaglia, siguió el operativo paso a paso.

La jueza Arroyo Salgado dio intervención al Departamento Unidad de Investigación Antiterrorista (DUIA) de la PFA, se comunicó con funcionarios del Ministerio de Seguridad de la Nación y con el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo . También dio aviso a la Municipalidad de San Isidro porque si ocurría alguna tragedia el municipio debía poner a disposición el Hospital Central y el servicio de ambulancias.

En el sector VIP de Lollapalooza hubo funcionarios nacionales como el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el director de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio y también estuvo Ritondo.

En el festival no solo estuvo el hijo de un integrante de la cúpula de la PFA, sino también la hija mayor de Arroyo Salgado.

"Ahora los detectives a cargo de la investigación están trabajando sobre las cuentas de Twitter desde donde salieron las amenazas para intentar dar con el autor. Una las hipótesis es que todo pudo haber sido una broma de mal gusto de alguien imprudente que no tiene conciencia de todos los problemas y gastos para el Estado que esto genera", afirmó la fuente consultada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)