NUEVA YORK

La ONU se queda sin el “Guernica”; lo reclamó la familia Rockefeller

La pieza fue prestada en 1984 a Naciones Unidas, que un año después la instaló en uno de los lugares más significativos de su sede central.

Un tapiz de la obra estaba en el Consejo de Seguridad. Foto: EFE
Un tapiz de la obra estaba en el Consejo de Seguridad. Foto: EFE

El histórico tapiz del Guernica colocado desde hace décadas a la entrada del Consejo de Seguridad de la ONU ha sido retirado después de que su propietario, un miembro de la familia Rockefeller, reclamase su devolución.

“El señor Nelson A. Rockefeller, Jr., quien es dueño del tapiz, notificó recientemente a Naciones Unidas su intención de recuperarlo”, explicó ayer jueves a EFE el portavoz Stéphane Dujarric.

La pieza fue devuelta este mes a su propietario, que es bisnieto del histórico magnate petrolero John D. Rockefeller, fallecido en 1937 y considerado como el estadounidense más rico de la historia.

El tapiz del Guernica fue encargado en 1955 por su nieto, Nelson A. Rockefeller, quien fue vicepresidente de Estados Unidos y gobernador de Nueva York.

La pieza fue prestada en 1984 a Naciones Unidas, que un año después la instaló en uno de los lugares más significativos de su sede central, a las puertas de la sala en la que se reúne su máximo órgano de decisión.

Desde entonces, únicamente había salido de ahí durante un período de cuatro años, entre 2009 y 2013, mientras se reformó el edificio, un tiempo en el que fue conservada por la Fundación Rockefeller.

El tapiz, una reproducción de la histórica pintura de Pablo Picasso, tiene unas dimensiones de cerca de siete metros de largo y más de tres de alto y fue elaborado en Francia por el taller J. de la Baume-Durrbach con la autorización del artista español.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados