ENFRENTAMIENTOS

Once civiles muertos en un ataque de insurgentes en el noreste de la RD Congo

Esa zona del país lleva años sumida en un conflicto alimentado por milicias rebeldes y por los ataques de soldados del Ejército, pese a la presencia de la misión de paz de la ONU.

Vista del campo de desplazados en el territorio de Djugu, en el noreste de la República Democrática del Congo
Vista del campo de desplazados en el territorio de Djugu, en el noreste de la República Democrática del Congo. Foto: Archivo.

Al menos once personas murieron en ataques perpetrados contra dos localidades del noreste de la República Democrática del Congo (RDC) por presuntos milicianos de la Cooperativa para el Desarrollo del Congo (Codeco), informaron este sábado a Efe activistas de la sociedad civil.

Las incursiones insurgentes tuvieron lugar este viernes en las localidades de Loli y Loy, cerca de la ciudad de Bunia, en la provincia congoleña de Ituri.

"Es el número provisional del ataque de ayer de la Codeco, al menos once civiles muertos. Los milicianos raptaron también a varias personas y las obligaron a portar bienes para ellos y se marcharon a la zona boscosa.
Alertamos al Ejército pero continuamos los registros para encontrar otras víctimas", indicó a Efe por vía telefónica Jean Bosco Lalo, presidente de los grupos de la sociedad civil de Ituri.

Esta zona del noreste de RDC se ha convertido en un gran foco de incursiones, tanto de los milicianos de la Codeco como del grupo rebelde Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF), que actúan en connivencia en Ituri y en la vecina provincia de Kivu del norte según aseguran los activistas locales.

Los ataques sobre las poblaciones locales son frecuentes y el pasado jueves dos miembros de un equipo de Médicos Sin Fronteras (MSF) -cuya nacionalidad no fue confirmada- resultaron heridos después de que fuera atacado el vehículo en el que viajaban en la provincia de Ituri, en el área del territorio de Djugu.

Dada la creciente actividad de los grupos armados, el Ejército también busca intensificar sus operaciones y el pasado martes lanzó una ofensiva que resultó en la muerte de 27 presuntos milicianos de la Codeco después de tres días de fuertes enfrentamientos en la zona de la localidad de Nizi (también en Ituri).

Tanto Ituri como Kivu del Norte se encuentran en estado de sitio y bajo administración militar desde el pasado 30 de abril en respuesta a la violencia creciente.

Pese a esto, Human Rights Watch (HRW) denunció a mediados del pasado septiembre que desde mayo al menos 672 civiles habían sido asesinados por grupos armados y 67 por el Ejército en Ituri y Kivu del Norte, según los últimos datos recogidos por la herramienta de seguridad Kivu Security Tracker.

El noreste de la RDC lleva años sumido en un conflicto alimentado por milicias rebeldes y por los ataques de soldados del Ejército, pese a la presencia de la misión de paz de la ONU (MONUSCO), que tiene desplegados a más de 14.000 soldados.

La ausencia de alternativas y de medios de subsistencia estables han empujado a miles de congoleños a tomar las armas y reagruparse en grupos rebeldes y en la actualidad, según el Congo Research Group y Human Rights Watch, en el este de la RDC continúan luchando más de 130 milicias distintas por el control de minerales, terrenos y otros recursos. EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados