COVID-19

OMS: no hay prueba científica de que la persona que tuvo el virus ya no puede contagiar

Mientras que el desconfinamiento comenzó en varios países, los expertos han hablado de la posibilidad de que personas hayan desarrollado una protección contra el virus.

Lothar Kopp se realiza un test en una clínica en Berlín para saber si contrajo el virus en el pasado y desarrolló inmunidad. Foto: AFP.
Lothar Kopp se realiza un test en una clínica en Berlín para saber si contrajo el virus en el pasado y desarrolló inmunidad. Foto: AFP.

El amanecer se cierne sobre Berlín y Lothar Kopp, de 65 años, ya hace fila frente a una clínica del distrito de Reinickendorf de la capital de Alemania.

Con un puñado de gente, espera —respetando la distancia de seguridad de dos metros y con mascarilla— para someterse a una prueba de coronavirus no como los demás: sin estar enfermo, él quiere saber si se contagió del virus en el pasado y, por lo tanto, desarrolló inmunidad.

“Si tuve el coronavirus, no puedo infectar a otras personas”, explicó, con la esperanza de que una prueba serológica de anticuerpos positiva le permitiría visitar a su madre sin riesgo de contagio.

Mientras que el desconfinamiento comenzó en varios países, los expertos han hablado de la posibilidad de “pasaportes de inmunidad” que permitirían a quienes hayan desarrollado una protección contra el virus volver al trabajo antes que los demás.

En Alemania se están llevando a cabo amplios estudios, en los que se han realizado decenas de miles de estas pruebas.

Dudas.

Pero hay dudas sobre la exactitud y fiabilidad de las pruebas serológicas, por lo que aunque sean positivas no significaría el fin del peligro.

Matthias Orth, miembro del directorio de la Federación Alemana de Médicos Biólogos (BDL), considera que un gran problema es la calidad de los resultados: los “falsos negativos”, por ejemplo, son posibles.

“Existen también coronavirus bastante banales y que no causan enfermedad grave y pueden falsear el resultado”, explicó.

En todo caso, las pruebas de serología rápidas que prometen un resultado en 15 minutos con algunas gotas de sangre tomadas del dedo en casa son “un absurdo”, afirmó Orth. En las próximas semanas, estarán lista mejores pruebas. “Todavía no estamos en ese momento”, insistió.

Sin respaldo.

La evidencia científica reunida hasta el momento no ofrece certeza de que una persona que ha contraído el coronavirus, se ha recuperado y ha generado anticuerpos esté protegida frente a una segunda infección, lo que deja sin respaldo la idea de un “pasaporte de inmunidad”, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esta es la reacción de la OMS ante las afirmaciones de algunos gobiernos de que la detección de anticuerpos del SARS-CoV-2 (nombre oficial del nuevo coronavirus) en una persona podría ser suficiente para extender un “certificado” o “pasaporte de inmunidad” que declarara que ya no puede contagiar a otros.

La OMS reitera en las últimas dos semanas sus llamamientos a la cautela y alerta de que, si el levantamiento de las medidas de cuarentena por la COVID-19 no se lleva a cabo de forma paulatina e incluso por áreas diferenciando entre las zonas más y menos afectadas de un mismo país, el resultado puede ser un nuevo y violento rebrote del coronavirus.

Un soldado desinfecta un ómnibus en Paraguay. Foto: AFP
Un soldado desinfecta un ómnibus en Paraguay. Foto: AFP

En una guía publicada para todos sus Estados miembros y que es producto del análisis de los resultados de varios estudios, investigaciones y artículos científicos, la OMS explica que la mayoría de ellos muestra que la gente que se recupera de la enfermedad desarrolla anticuerpos contra el virus, pero que en algunos casos su presencia en sangre es muy baja.

Por tanto, “a 24 de abril ningún estudio ha evaluado si la presencia de antivirus al SARS-CoV-2 confiere inmunidad a infecciones posteriores en humanos”, aclara.

“La gente que asume que es inmune a una segunda infección porque ha recibido un resultado positivo (del test de serología) puede ignorar las medidas sanitarias, así que el uso de esos certificados podría aumentar el riesgo de transmisión”, advierte la OMS.

Varios países confían en que sus poblaciones desarrollen una “inmunidad colectiva” o “de grupo” conforme más y más personas se vayan contaminando y curando del coronavirus.

Sin embargo, la OMS insiste en que los resultados preliminares de las pruebas de serología que se hacen para detectar cuántas personas han desarrollado anticuerpos al virus indican que la proporción dentro de la población es bastante baja, incluso en los países más afectados.

Validación.

La OMS sostiene que esas pruebas requieren una mayor validación para determinar su nivel de fiabilidad y la exactitud de sus resultados, ya que la inexactitud de algunos test pueden acarrear equivocaciones y colocar a personas en categorías que no les corresponden.

El primer error al que pueden inducir es que una persona contaminada sea declarada negativa o, a la inversa, que alguien que no ha tenido el virus de positivo.

Igualmente, la organización incide en que los tests deben poder distinguir entre infecciones superadas por el SARS-CoV-2 y las causadas por cualquier de los otros seis coronavirus humanos que se conocen.

Cuatro de ellos causan la gripe común, el quinto el MERS (Síndrome Respiratorio de Oriente Medio) y el último el SARS.

“La gente infectada por cualquier de estos virus puede generar anticuerpos que se confunden con los producidos en respuesta al SARS-CoV-2”, precisa la OMS.

Francia va por levantar cuarentena el 11 de mayo

El Gobierno de Francia presentará este martes ante la Asamblea Nacional su plan para el final del confinamiento, que está previsto para el 11 de mayo.

Su presentación en la cámara baja por parte del primer ministro francés Édouard Philippe, irá seguida de un debate y la votación de la iniciativa, según la cadena BFM TV.

Mañana lunes, la titular de Cohesión Territorial, Jacqueline Gourault, y una decena de ministros consultarán con representantes de las autoridades locales las hipótesis que se están barajando, informó EFE. Entre los puntos de la iniciativa está que el regreso a las aulas se haga de forma escalonada durante tres semanas.

La Presidencia destacó que contempla que ese retorno sea voluntario, a decisión de los padres. Francia comenzó el confinamiento el 17 de marzo, y el 13 de abril el presidente, Emmanuel Macron, anunció que se prolongaba hasta el 11 de mayo.

Una familia rompió su ayuno al final del primer día del mes sagrado del Ramadán en la azotea de su casa durante el toque de queda en Sri Lanks. Foto: Reuters.
Una familia rompió su ayuno al final del primer día del mes sagrado del Ramadán en la azotea de su casa durante el toque de queda en Sri Lanks. Foto: Reuters.

Un Ramadán diferente

Los musulmanes de todo el mundo comenzaron el viernes el mes de ayuno y oración de Ramadán —uno de los cinco pilares del Islam— en plena pandemia del nuevo coronavirus, lo cual les privará de las reuniones de familia y de las oraciones en las mezquitas, aunque hay países que decidieron no aplicar estas medidas.

Este año, el Ramadán será particularmente difícil y triste para muchos fieles en Asia, Medio Oriente y África del Norte. A causa de la pandemia se han impuesto reglas generalizadas que obligan a las mezquitas a cerrar sus puertas.

Al caer la noche, el “iftar”, la ruptura del ayuno con una comida festiva y familiar, deberá celebrarse de forma mucho más íntima y menos alegre.

El rey Salmán de Arabia Saudita, país que alberga los dos lugares más santos del islam, dijo sentirse “afligido” por la ausencia de oraciones colectivas, pero insistió en la “protección de la vida y la salud de los pueblos”.

Las medidas de confinamientos son estrictas en el reino, donde las oraciones en las mezquitas se suspendieron y se impuso un toque de queda en la mayoría de las regiones. Aunque sí se permiten en la Gran Mezquita en La Meca, donde un número restringido de fieles, rodeados por las fuerzas de seguridad, acudieron a la oración del viernes.

Normalmente a rebosar, la explanada de la Kaaba, la estructura cúbica situada en el centro de la Gran Mezquita y a la que se dirigen los musulmanes durante la oración, estaba desierta.

El confinamiento afecta en especial a los más desfavorecidos, dejándolos sin la caridad de las mezquitas y asociaciones.

En Indonesia, el mayor país musulmán del mundo, donde el Ramadán genera un entusiasmo generalizado, las organizaciones religiosas han pedido a los fieles que permanezcan en sus casas como precaución. (Con información de AFP)

Paraguy pasa a "cuarentena inteligente"

Paraguay comenzará el 4 de mayo su “cuarentena inteligente”, un plan de cuatro fases para levantar de forma gradual las restricciones impuestas por la cuarentena sanitaria, a pesar de que el número de casos positivos de coronavirus continúa en aumento.

Si a mediados de semana los contagios se habían extendido por 13 de los 17 departamentos, ayer sábado ya eran 15 los departamentos del país que registran algún caso, según los datos actualizados difundidos por el Ministerio de Salud.

El departamento Central, el más poblado del país, cuenta con 94 positivos, seguido de la capital, Asunción, con 84 casos, mientras que departamentos como Caazapá, Ñeembucú, o San Pedro.

Hasta la fecha, se han confirmado 223 casos, con nueve fallecidos y 78 recuperados desde que el pasado 7 de marzo se detectó el primer caso de coronavirus en el país, en un paraguayo que regresaba de un viaje de negocios a Ecuador.

En las últimas semanas, Paraguay ha logrado aumentar el número de test diarios, con unos 400 al día, por debajo de las 1.000 muestras por día que tiene como objetivo el Ministerio de Salud.

Desde el comienzo de la pandemia en el país, Paraguay ha realizado 7.322 pruebas, con un 3% de casos positivos, esos 223 confirmados, y un 97% de negativos.

La franja de edad más castigada por los contagios es la de 20 a 29 años, con 59 casos, seguida de la de 30 a 39 años, con 49 positivos, y se registran casos en todas las edades, incluidos niños.

Si biren no se observa un descenso de casos, las autoridades paraguayas comenzarán el 4 de mayo la primera fase de la “cuarentena inteligente”. (Con información de EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados