GRAN BRETAÑA

El "olvido" de la reina Isabel II: en su mensaje navideño no hubo foto de Harry, Meghan y Archie

"Con la reina, nada sucede por accidente", consideró el diario The Times.

La reina en el Castillo de Windsor, donde grabó su mensaje de Navidad. Foto: Reuters
La reina en el Castillo de Windsor, donde grabó su mensaje de Navidad. Foto: Reuters

La reina Isabel II reconoció un año "movido" en su tradicional mensaje navideño a los británicos, zarandeados a lo largo del año por los vaivenes del Brexit y los escándalos de la familia real.

Para la soberana de 93 años, 2019 comenzó con un accidente de tráfico de su esposo, el príncipe Felipe, quien casi cierra el año en el hospital.

Felipe estuvo indispuesto en los últimos cuatro días y finalmente salió del hospital este martes, tras recibir atención médica por problemas de salud "ya existentes", lo que provocó especulaciones.

Por otra parte, el príncipe Andrés, hijo menor de la reina, se ha visto involucrado en un escándalo sexual. Y su nieto Harry, casado con la estadounidense Meghan Markle, ha hecho público el difícil estado de ánimo de la pareja frente a la presión de los medios de comunicación.

Después de explayarse sobre las dificultades de la vida pública en un documental, la pareja se tomó unas semanas de descanso y pasará la Navidad, la primera de su hijo Archie, en Canadá, lejos de la familia real.

La reina Isabel leerá su mensaje ante las cámaras este miércoles, aunque fragmentos ya fueron difundidos por la prensa. Pero los cronistas de la Familia Real británica destacaron un detalle en la foto oficial de la monarca en su despacho: encima de la mesa, cubierta de fotos familiares, brilla por su ausencia la foto de Harry, Meghan y Archie.

"Con la reina, nada sucede por accidente", consideró el diario The Times.

"Superar viejas diferencias"

El discurso real parece aludir ante todo al tumultuoso Brexit.

"Pequeños pasos dados en la fe y en la esperanza pueden superar las viejas diferencias y profundas divisiones para traer armonía y comprensión".

"Por supuesto, el camino no siempre es fácil y a veces este año pudo parecer bastante movido, pero pequeños pasos pueden crear una gran diferencia", agregó la reina en un pasaje en el que hace referencia a la vida de Jesucristo.

El Reino Unido se prepara para un momento histórico, con una salida de la Unión Europea programada para el 31 de enero, después de tres años y medio de caos político. Isabel II ha permanecido neutral durante el psicodrama.

En el discurso la reina se refiere a las conmemoraciones por los 75 años del desembarco de Normandía, cuando "aquellos que fueron enemigos jurados se reunieron para conmemorar a ambos lados del Canal de la Mancha".

El primer ministro, Boris Johnson, con las manos libres para aplicar el Brexit gracias a su victoria electoral del 12 de diciembre, es más directo en su mensaje navideño y llama a sus conciudadanos "a no discutir demasiado" durante las fiestas.

El caso Epstein

Para muchos expertos, la monarquía británica rara vez se ha visto tan sacudida desde la muerte de Diana en París, hace más de 20 años.

Quizá lo más bochornoso sea la amistad del príncipe Andrés con el financiero estadounidense Jeffrey Epstein, quien se suicidó en prisión cuando estaba acusado de haber explotado sexualmente a menores de edad durante años.

Una estadounidense acusa al segundo hijo de Isabel II de mantener relaciones sexuales con ella cuando ésta se encontraba bajo la influencia de Jeffrey Epstein.

Él ha intentado defenderse negándolo categóricamente en una entrevista en la BBC. Pero la prensa británica consideró desastrosa su intervención, lo que lo llevó a retirarse de la vida pública.

La familia real también tuvo que lidiar con las críticas a la esposa del príncipe Harry, Meghan Markle.

El hijo menor del príncipe Carlos terminó demandando a varios diarios sensacionalistas, acusándolos de hostigar a la actriz estadounidense como ya lo habían hecho con su madre, Diana.

Pese a las dificultades, la reina y la realeza siguen siendo muy populares. Según un sondeo del Instituto Yougov en otoño, el 80% de los británicos tiene una opinión positiva de Isabel II y el 70% está a favor de la monarquía.

Sin embargo, los escándalos han multiplicado los llamamientos a que la familia real reduzca el número de miembros remunerados por sus funciones de representación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error