LOS EFECTOS DEL CAMBIO CLIMÁTICO

Ola de calor golpea Europa: máximas por encima de 40°C

El fenómeno procede del desierto del Sáhara; desde 1947 no se registraba temperaturas tan altas.

Ola de calor en Europa. Foto: AFP
Turistas recogiendo agua en una fuente para hidratarse; recomiendan evitar ejercicios al sol. Foto: AFP

Una fuerte ola de calor procedente del desierto del Sáhara comenzó a azotar ayer lunes a Europa, donde se espera para mediados de semana temperaturas de hasta 40°C en varios países. “Una gran cantidad de aire caliente está subiendo desde África”, explicó Sabine Krueger del Servicio Meteorológico Alemán DWD, según la cual el sur de Europa podría verse particularmente afectado por las altas temperaturas.

En España, la ola de calor llegará a mediados de semana, con temperaturas de hasta 42°C. Las autoridades llamaron a la población a tomar precauciones para enfrentar el calor, con medidas que incluyen hidratarse bien, cubrirse la cabeza y evitar hacer ejercicio bajo el sol.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) de España alertó que a partir de mañana miércoles la ola de calor afectará con máximas de 42° C el valle del Ebro.

No va a ser la ola más tempranera de junio ni tampoco la más extensa, pero habrá que esperar para saber si acaba siendo la más intensa.

Advirtieron también sobre un riesgo extremo de incendios en Cataluña, Aragón, Navarra y Extremadura.

En Francia, las temperaturas comenzaron a subir con 33°C en París y 35°C en Lyon. Más de la mitad de los departamentos franceses se encontraban en alerta canícula “naranja”, la tercera más fuerte entre cuatro.

En este país, traumatizado por la excepcional ola de calor de 2003 que causó la muerte de 15.000 personas, principalmente ancianos, el presidente Emmanuel Macron tomó la palabra para asegurar que “todo el gobierno estaba movilizado”.

Ola de calor en Europa. Foto: AFP
Ola de calor en Europa. Foto: AFP

“Amigos turistas, esta semana va a hacer mucho calor. No se olviden de protegerse del sol e hidratarse regularmente”, se podía leer en la cuenta oficial Twitter de la Torre Eiffel..

“Es un fenómeno sin precedentes porque se está produciendo en junio, no lo veíamos desde 1947”, explica Emmanuel Demael, un experto de la agencia meteorológica francesa Meteo-France. Demael prevé que se romperán récords para el mes, “y en algunos lugares récords para todos los meses combinados”.

En Austria, la agencia meteorológica ZAMG advirtió sobre el riesgo de tormentas violentas, con temperaturas que van a subir hasta los 37°C. También se han emitido advertencias por riesgos de tormentas en Reino Unido.

En Alemania la temperatura también puede alcanzar los 40°C, un récord para un mes de junio en el país y con “noches tropicales puras”, según los pronósticos divulgados ayer lunes. Este fenómeno se dará principalmente en los estados occidentales de Baden-Wurtemberg, Renania-Palatinado y el Sarre, lo que establecería una nueva marca histórica, hasta ahora situada en los 38,2°C registrados en junio de 1947 en Fráncfort. No se espera, sin embargo, que se supere el récord anual, registrado el 5 de julio de 2015 en Kitzingen con 40,3°C.

Ni siquiera los países escandinavos se han salvado, y es probable que partes del sur de Dinamarca y Suecia alcancen los 30°C a partir del martes.

Un fenómeno que puede durar días con temperaturas extremas

La Organización Meteorológica Mundial define un ola de calor como un “tiempo cálido inusual” que persiste “al menos dos días” con “registros por encima de los umbrales”, por lo que su concreción depende de cada país. En España, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) determina que tienen que registrar “temperaturas extremas entre el 5% de las más cálidas, afectar al 10% de las estaciones y durar al menos tres días”, recuerda el portavoces de la Aemet, Rubén del Campo Del Campo. En este caso, se cumplen las tres condiciones. “Menos de la quinta parte de las olas que ha sufrido España fueron en junio”, detalla el portavoz. La que se avecina será la décima. “De estas 10, cinco han sido en la última década. Junio se está calentando”, alerta. No va a ser la más tempranera de junio, porque hace dos años hubo una megaola de calor que convirtió la península Ibérica en el norte de África a ocho días de la entrada del verano. (En base a El País de Madrid).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)