PERÚ

Odebrecht respalda explicaciones de Kuczynski

Ante la crisis política, la empresa dice: los contratos son legales.

El presidente Pedro Kuczynski puede ser destituido. Foto: EFE
El presidente Pedro Kuczynski puede ser destituido. Foto: EFE

La constructora brasileña Odebrecht defendió ayer sábado la legalidad de los contratos suscritos con la consultora Westfield Capital, del presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, que han generado una crisis política en el país al llevar a la oposición en el Congreso a pedir la destitución del gobernante.

Los contratos, por unos 782.000 dólares, fueron abonados por Odebrecht entre 2004 y 2007, cuando Kuczynski era ministro en el Gobierno del expresidente Alejandro Toledo (2001-2006), por consultorías que el gobernante negó haber hecho en repetidas ocasiones hasta esta semana, cuando se conocieron los pagos.

Odebrecht respaldó hoy las explicaciones ofrecidas por Kuczynski en un mensaje a la nación difundido el jueves, donde el mandatario aseguró que, mientras era ministro, su consultora estaba a cargo del empresario chileno Gerardo Sepúlveda.

La empresa sostuvo que los contratos fueron legales y gestionados exclusivamente con Sepúlveda, por lo que no fueron remitidos a las Fiscalías de Perú y Brasil, pues el acuerdo de colaboración con estas autoridades se ciñe únicamente a actos ilícitos. Accedió a enviarlos a la comisión parlamentaria que investiga el capítulo peruano del caso Lava Jato, la mayor trama de corrupción de la historia de Brasil, porque el documento no estaba sujeto a ninguna reserva al no estar dentro del acuerdo con las fiscalías.

Después de que el Congreso peruano aprobó el viernes la propuesta de debatir un pedido de destitución, Kuczynski permanece en silencio en su domicilio del distrito limeño de San Isidro, donde ha recibido a varios ministros y allegados.

El Congreso debatirá el próximo jueves su destitución por "incapacidad moral permanente", una figura que está contemplada en la Constitución y permite inhabilitar al presidente por hechos extraordinarios.

En el caso de Kuczynski, el Parlamento, dominado ampliamente por la oposición, y donde el fujimorismo tiene mayoría absoluta, se acogió a las repetidas veces que el mandatario negó vínculos con Odebrecht para considerar que "faltó a la verdad" y activar la moción para pedir su destitución.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)