El fiscal encabezaba una unidad especial dedicada al caso

Ocho años investigando la causa AMIA

Tras ocho años de investigaciones, Alberto Nisman denunció el pasado miércoles a Cristina Fernández de Kirchner por considerar que el memorándum de entendimiento aprobado en enero de 2013 con Irán incluía un presunto encubrimiento de los sospechosos del atentado contra la AMIA que dejó 85 muertos en 1994, a cambio de las relaciones comerciales y el intercambio de petróleo por granos en un contexto de crisis energética en Argentina.

La denuncia de Nisman constaba de 300 páginas amparadas por grabaciones telefónicas que, según el fiscal, corroboraban sus acusaciones.

El gobierno le acusó de mentir y de dejarse llevar por una guerra interna en los Servicios de Inteligencia tras el relevo en la cúpula de la institución. Nisman, de 51 años, estaba al frente de la Unidad Fiscal Especial de Investigación del Atentado a la AMIA desde 2004 y pasó de ser un funcionario próximo al fallecido ex presidente Néstor Kirchner al enfrentamiento abierto y la denuncia contra su esposa y sucesora, Cristina Fernández.

En 2008, había solicitado la detención del expresidente Carlos Menem y del exjuez de la causa por "alterar, obstruir e intentar neutralizar la investigación del atentado". Apuntaba a Irán y a Hezbolá como autores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)