ESTADOS UNIDOS

Obama dijo estar "preocupado" por los efectos de la presidencia de Trump

El mandatario afirmó que exhortará al presidente electo a no poner en peligro el estatus migratorio de extranjeros traídos ilegalmente a Estados Unidos de niños.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Obama habló tras las elecciones que ganó Trump. Foto: AFP

Barack Obama admitió este lunes tener preocupaciones sobre las perspectivas para Estados Unidos de un gobierno de su sucesor electo, Donald Trump, y reveló que le sugirió enviar una señal de unidad.

"¿Si tengo preocupaciones? Absolutamente, por supuesto que tengo preocupaciones. Él y yo tenemos diferencias en muchos temas", dijo Obama, en su primera conferencia de prensa desde la elección de Trump, hace seis días.

Obama dijo que en el encuentro que mantuvo con Trump el pasado jueves, le dijo al presidente electo que "los gestos importan".

"Es realmente importante tratar de enviar una señal de unidad, tratar de contactarse con los grupos minoritarios que están preocupados con el tenor de la campaña", expresó.

Miles de manifestantes han realizado protestas anti-Trump desde el jueves en varias ciudades estadounidenses.

Obama dijo que en su opinión Trump no es un político movido necesariamente por un conjunto de ideas sino un pragmático, apuntando que ese detalle podrá serle útil en el ejercicio del poder.

"No creo que sea un ideólogo. Creo que en definitiva es un pragmático. Y eso puede servirle mucho siempre que tenga buena gente alrededor y que tenga un sentido claro de la dirección" en que quiere llevar al país, dijo Obama.

Inmigrantes.

Obama abordó otro tema que generó polémica durante la campaña electoral y sobre el que el presidente electo volvió a hablar en los últimos días: la deportación masiva de inmigrantes ilegales.

El actual mandatario dijo que exhortará a su sucesor electo, Donald Trump, a no poner en peligro el estatus migratorio de extranjeros traídos ilegalmente a Estados Unidos de niños.

"Urjo al presidente electo y a la nueva Administración que se lo piense mucho antes de poner en peligro el estatus" de ese tipo de indocumentados, a los que el Gobierno de Obama favoreció con una ley para protegerles de posibles deportaciones.

"Estos niños no hicieron nada malo. Han estudiado aquí, han declarado su juramento a la bandera y han servido en las Fuerzas Armadas", señaló Obama, que promovió un programa que beneficia a más de 1,7 millones de indocumentados que eran menores de 31 años en junio de 2012.

El presidente dijo que fueron elegidos para el programa de acción diferida, conocida como DACA, porque "son jóvenes de buen carácter" amantes de Estado Unidos y que no merecen ser expulsados, algo, que consideró, comparte una mayoría de estadounidenses.

Compromisos con la OTAN.

El presidente nortemaericano agregó que pretende transmitir a los países europeos que su sucesor, el mandatario electo Donald Trump, mantendrá los compromisos de Washington con la Organización de Tratados del Atlántico Norte (OTAN).

"No hay un quiebre en el compromiso de Estados Unidos en mantener una relación fuerte y robusta con la OTAN", puntualizó.

"Maldita" prisión.

En otro pasaje de la conferencia, Obama lamentó no haber podido cerrar la "maldita" prisión instalada en la base naval de Guantánamo, Cuba, aunque destacó que redujo drásticamente el número de detenidos.

"Es verdad que no pude cerrar esa maldita cosa a causa de las restricciones. Pero también es verdad que redujimos enormemente su población y ahora tenemos menos de 100 personas allí", afirmó el presidente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados