TENSIÓN DIPLOMÁTICA

Obama aplica sanciones a Rusia por el supuesto ciberespionaje electoral

Se trata de la primera acción del gobierno de Estados Unidos tras acusar a los servicios secretos de Putin de interferir en las elecciones que ganó Donald Trump.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Barck Obama y Vladimir Putin. Foto: Reuters

El presidente estadounidense Barack Obama anunció este jueves una serie de medidas contra Rusia por su presunta interferencia en la elección presidencial, incluyendo la expulsión de 35 agentes y el cierre de instalaciones rusas en suelo norteamericano.

"He ordenado un número de acciones en respuesta al agresivo acoso del gobierno ruso sobre funcionarios estadounidenses y operaciones cibernéticas contra la elección estadounidense", señaló Obama según un comunicado de la Casa Blanca, prometiendo otras acciones para el futuro.

"Estas acciones siguen a repetidas advertencias privadas y públicas que hemos dado al gobierno ruso y son una respuesta necesaria y apropiada a los esfuerzos para perjudicar los intereses estadounidenses en violación de las normas internacionales", subrayó el mandatario.

Las agencias estadounidenses de inteligencia concluyeron que el pirateo y difusión de correos electrónicos del partido Demócrata y del equipo de su candidata presidencial, Hillary Clinton, estuvo diseñado para impulsar a la Casa Blanca a Donald Trump, quien ha elogiado al líder ruso Vladimir Putin.

"Ese robo y difusión de información solo pudo haber sido dirigida por los más altos niveles del gobierno ruso", añadió Obama. "Esas actividades tienen consecuencias", dijo.

Entre las acciones ordenadas por Obama se encuentran sanciones contra los servicios secretos militares rusos (GRU) y el Servicio Federal de Seguridad (FSB), la ex KGB soviética, la expulsión de 35 agentes de inteligencia declarados "persona non grata" y el cierre de dos instalaciones rusas en Nueva York y Maryland, que Estados Unidos afirma son usados para "propósitos de inteligencia".

Obama advirtió a los estadounidenses y sus aliados en el mundo sobre las acciones de Rusia.

"Estados Unidos y sus amigos y aliados en el mundo debemos trabajar juntos para oponernos a los esfuerzos de Rusia para socavar las normas internacionales establecidas, e interferir con el proceso democrático", indicó.

Ayer, el presidente electo Donald Trump pidió a la Casa Blanca que presente "pruebas claras" de una posible interferencia rusa en las elecciones presidenciales estadounidenses.

"Si EE.UU. tiene pruebas claras de que alguien ha interferido en nuestras elecciones, debemos darlas a conocer", dijo en una conferencia telefónica con medios de comunicación Sean Spicer, portavoz del equipo de transición de Trump.

Medios locales informaron que además de estas medidas diplomáticas podrían incluir también operaciones informáticas encubiertas, que estarían blindadas para que así Trump no pueda revertirlas fácilmente si así lo desea cuando llegue al poder, el próximo 20 de enero.

Agencias de inteligencia estadounidenses coinciden en que Rusia interfirió en los comicios con ataques informáticos contra el Partido Demócrata y la campaña de Hillary Clinton para ayudar a la elección de Trump, aunque el Kremlin los ha negado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados