VEA EL VIDEO

Obama anima a africanos a dictar su "propio futuro"

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, animó ayer a los africanos a tomar las riendas de su propio futuro tras haber pasado "demasiado tiempo" buscando "la salvación" en el exterior y culpando a otros de los problemas del continente.

"El futuro de África depende de los africanos", dijo Obama en un discurso multitudinario pronunciado en el Safaricom Arena de Nairobi, la capital de Kenia, aunque advirtió que para ello deberán tomar "decisiones difíciles", pues "el progreso exige enfrentarse con los rincones más oscuros de nuestro pasado".

El presidente estadounidense reconoció que cada país y cada cultura tienen sus tradiciones, pero "solo porque algo forme de parte de tu pasado no significa que esté bien ni que vaya a definir tu futuro".

Sus palabras tenían un objetivo claro: concientizar sobre la discriminación que sufren las mujeres en Kenia y otros países del mundo.

"Tratar a las mujeres como ciudadanas de segunda clase es una mala tradición y los abusos sexuales o la violencia doméstica no tienen excusa; no hay razón para que chicas jóvenes sufran una mutilación genital y en sociedades civilizadas no hay lugar para los matrimonios forzosos", denunció.

Para Obama se trata de una cuestión "de éxito o fracaso", ya que cualquier país que no consigue que las niñas vayan a la escuela o que las mujeres trabajen está condenado a quedarse detrás en la economía globalizada actual.

Miles escucharon al presidente de EE.UU. en Kenia. Foto: Reuters
Miles escucharon al presidente de EE.UU. en Kenia. Foto: Reuters

Otra de las grandes lacras de Kenia y África en general es la corrupción, a la que el presidente estadounidense tachó de "cáncer" tolerado hasta ahora porque "siempre ha estado ahí", pero, al igual que otras tradiciones, no tiene por qué perdurar si todo el mundo pone de su parte. "No es solo cuestión de cambiar las leyes o algo que pueda cambiar una sola persona, sino que se necesita un compromiso del país entero, líderes y ciudadanos", declaró Obama entre los aplausos de los presentes.

Última parada.

Tras haber estado en Kenia, Obama llegó ayer a Etiopía para iniciar una visita de dos días, la primera de un presidente estadounidense en activo a este país.

Obama aprovechará esta visita para abordar con un grupo de líderes locales la crisis de Sudán del Sur, un conflicto que ha provocado decenas de miles de muertos y más de un millón de desplazados.

Además, mañana pronunciará un discurso en la sala de plenos Nelson Mandela de la Unión Africana, lo que le convertirá en el primer mandatario estadounidense en hablar para esta institución internacional.

El presidente de EE.UU. terminará con su estancia en Etiopía su cuarta visita oficial a África. La última que había hecho fue una gira por el continente en 2013, cuando se desplazó a Senegal, Sudáfrica y Tanzania durante seis días para reforzar las relaciones comerciales de su país.

Su hermana y el lugar donde nació su padre

Kenia fue el país donde nació su padre. Se crió en el condado Kisumu, tierra de los lúo y título de una de las canciones más conocidas de la popular artista keniana Suzanne Owiyo.

"Mi hermano, nuestro hermano, nuestro hijo más importante", dijo Auma Obama, la hermana del presidente estadounidense, antes de darle la bienvenida ante un auditorio que disfrutó escuchando sus anécdotas familiares y sabiendo que él también come chapati y ugali (tortas y masa de harina, típicas kenianas) cuando se junta con su "gran familia". Auma se dirigió a un auditorio envuelto en las banderas de ambos países para relatar el reencuentro con su hermano, de quien dijo sigue sintiendo "cercano y vinculado a su herencia keniana".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados