Nuevo parlamento alemán: más juventud y diversidad

A la espera de un sucesor, Angela Merkel dejó su banca en la parte delantera del hemiciclo reservada al gobierno y ocupó un puesto en la tribuna de honor para el canciller en funciones.

Angela Merkel tomando una taza de café. Foto: AFP
Angela Merkel tomando una taza de café. Foto: AFP

Con más jóvenes, más mujeres y más diputados de origen extranjero, el nuevo parlamento alemán celebró ayer martes su primera sesión en la era pos-Merkel con un renovado aire de diversidad, pero todavía lejos de ser un reflejo de la actual sociedad alemana.

A la espera de un sucesor, Angela Merkel dejó su banca en la parte delantera del hemiciclo reservada al gobierno y ocupó un puesto en la tribuna de honor para el canciller en funciones. Su gobierno solo gestiona los asuntos cotidianos y ella, por primera vez en 31 años, no fue candidata a un escaño.

El socialdemócrata Olaf Scholz, ganador de las elecciones del 26 de septiembre, está negociando una coalición con ecologistas y liberales que asumiría en diciembre.

Pero, mientras se espera el traspaso de poder al nuevo canciller, el presidente de la Cámara Baja del Bundestag, Wolfgang Schaeuble, entregó el mando a Baerbel Bas, la tercera mujer en ocupar el cargo.

Schaeuble dijo a los diputados que las democracias parlamentarias solo tenían una oportunidad contra los competidores “autoritarios” si se aseguraban el respeto a la “diversidad de puntos de vista” en sus sociedades.

El nuevo Bundestag, que ahora tiene un récord de 736 escaños, cuenta con una serie de novedades en el país más poblado de la UE

La primera mujer negra en la Cámara Baja, la eritrea Awet Tesfaiesus, de 47 años, se sentó entre los parlamentarios verdes. Esta abogada, que llegó a Alemania con 10 años, se ha especializado en los derechos de migrantes y refugiados. Tesfaiesus lanzó su carrera política tras el ataque racista en Hanau, cerca de Fráncfort, en febrero de 2020, cuando un hombre de extrema derecha mató a tiros a nueve personas.

Con Karamba Diaby, de origen senegalés y primer hombre negro elegido en el Bundestag, y Armand Zorn, llegado de Camerún a los 12 años, serán los únicos diputados negros.

No obstante, el número de diputados de origen extranjero ha aumentado. Ahora representan el 11,3% del Bundestag (83), contra 8,2% (58) en la legislatura anterior.

Otra novedad es que una cuarta parte de los nuevos legisladores son menores de 40 años. Pese a esta renovación, el Bundestag todavía está lejos de ser un fiel espejo de la sociedad alemana. No refleja el 26% de personas de origen extranjero que hay en Alemania.

Las mujeres ocuparán el 24% de los escaños del Bundestag, contra 20% en la anterior legislatura. En esta cuestión hay importantes disparidades entre partidos. Los Verdes, por ejemplo, cuentan con una mayoría de mujeres (59%), entre ellas dos transgéneros. En cambio, en el partido de extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD), solo representan un 13%. (Con información de AFP)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error