LOS FRENTES DE DONALD TRUMP

Un nuevo escándalo salpica a la Casa Blanca

Venta de armas a Arabia Saudí y los “abusos” del secretario de Estado, Mike Pompeo.

Pompeo: el secretario de Estado bajo investigación demócrata. Foto: AFP
Pompeo: el secretario de Estado bajo investigación demócrata. Foto: AFP

Un nuevo escándalo salpica a la Casa Blanca. El despido de un funcionario que estaba investigando una sospechosa venta de armas a Arabia Saudí, así como supuestos abusos del secretario de Estado, Mike Pompeo, amenaza con convertirse en otro dolor de cabeza para el presidente Donald Trump en medio de la pandemia del nuevo coronavirus y a menos de seis meses de las elecciones.

El funcionario cesado es Steve A. Linick, inspector general del Departamento de Estado, un cargo independiente del gobierno de turno y que investiga desde abuso de poder hasta corrupción.

Sus pesquisas son secretas, pero este lunes comenzaron a filtrarse detalles. El demócrata Eliot Engel, que preside el comité de Exteriores de la Cámara de Representantes, reveló que Linick fue cesado porque estaba examinando si Trump declaró el año pasado una emergencia nacional por las tensiones con Irán con el único propósito de vender directamente armas a Arabia Saudí.

El Congreso es el único que tiene poder para autorizar la venta de armamento, pero la declaración de una emergencia permitió a Trump vender armas por valor de 8.000 millones de dólares a diferentes países, aunque la mayor parte acabaron en Arabia Saudita.

El gobierno alegó entonces que lo hacía para afrontar una “agresión iraní”. Y fue Pompeo quien recurrió al procedimiento de “emergencia” para desbloquear 22 contratos de armamento paralizados.

De acuerdo a asesores demócratas, Linick también fue cesado en represalia por otra investigación que estaba desarrollando en secreto. Supuestamente estaba tratando de averiguar si Pompeo había usado fondos públicos para pagar a un asesor que se dedicaba a hacer recados para él y para su esposa, desde ir a la lavandería y hacer reservas en restaurantes hasta pasear a su perro “Mercer”.

El domingo Pompeo subió a Twitter fotos de su mascota, un golden retriever de cinco años con un collar rosado. “Les presento... a Mercer”, dijo Pompeo, quien explicó que el perro fue nombrado así en honor al general Hugh Mercer, que luchó en la guerra de la independencia de Estados Unidos.

En una entrevista ayer lunes con The Washington Post, Pompeo aseguró que no sabía que Linick lo investigaba y aseguró que fue despedido porque estaba “socavando” la misión del Departamento de Estado, pero no dio detalles.

Fiscal no investigará a Obama y a Joe Biden

El fiscal general de Estados Unidos, Bill Barr, declaró ayer lunes que no tenía previsto emprender acciones judiciales contra el expresidente Barack Obama y el exvicepresidente y actual candidato demócrata Joe Biden por su papel en el inicio del caso ruso, al contrario de lo que reclama el presidente Donald Trump.

Las investigaciones sobre una posible connivencia entre Moscú y el equipo de campaña de Trump en las presidenciales de 2016 fueron “una injusticia grave” y “sin fundamento”, consideró Barr.

Pero, “fuera cual fuera el nivel de implicación” de Obama y Biden en la apertura de esas investigaciones, “no creo, basándome en las informaciones de las que dispongo ahora”, que puedan ser objeto de acciones judiciales, añadió.

La investigación sobre el caso ruso concluyó tras dos años.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error