ATENTADOS ANTES DE LA NAVIDAD

Nueve muertos en atentado a iglesia en Pakistán

El ataque, reivindicado por ISIS, dejó además decenas de heridos.

La iglesia metodista luego del ataque en la ciudad de Quetta. Foto: AFP
La iglesia metodista luego del ataque en la ciudad de Quetta. Foto: AFP

Dos atacantes suicidas irrumpieron ayer domingo en una concurrida iglesia cristiana en el suroeste de Pakistán, matando al menos a nueve personas e hiriendo a decenas.

Guardias policiales abatieron a uno de los atacantes, pero el segundo detonó el chaleco cargado de explosivos justo después de que comenzaran los servicios religiosos en Quetta, capital de la provincia de Baluchistán.

Había unos 400 fieles en el templo para un servicio previo a la Navidad. El templo, de la Iglesia Metodista Bethel Memorial, estaba en alerta, ya que los lugares de oración cristianos suelen ser objetivo de los extremistas islámicos durante la temporada navideña.

Los cristianos paquistaníes, que suman cerca de dos millones en un país de más de 200 millones de habitantes, han sido objeto de varios ataques en los últimos años.

El Estado Islámico (ISIS) se atribuyó el ataque, según la agencia del grupo, Amaq, en un comunicado en internet, aunque no aportó pruebas para respaldar su afirmación.

"Primero oí unos tiros y enseguida pensé que la iglesia era atacada", contó Kelvin Alexander Masih, un fotógrafo de 44 años que se encontraba con su familia.

"Me abalancé para cerrar la puerta principal, gritando a la gente que se tumbara (...) pero la puerta saltó por los aires: todos los que se encontraban cerca murieron o resultaron heridos", continuó.

"Estaba rezando cuando oí disparos. Al levantar la cabeza el cura había interrumpido la oración. La gente asustada intentaba esconderse. Oí una enorme explosión y la puerta estalló", declaró Zenat Emanuel, de unos 50 años.

A diario los cristianos son víctimas de la discriminación en Pakistán, de mayoría musulmana. Viven con miedo a las acusaciones de blasfemia, que a menudo se usan como pretexto contra las minorías para resolver conflictos personales, y son relegados a ejercer las profesiones peor remuneradas.

Al igual que otras minorías religiosas, también son el blanco de la violencia islamista.

En 2016, uno de los peores ataques ocurridos en Pakistán dejó 75 muertos, muchos de ellos niños, en un parque de Lahore el fin de semana de Pascua. Este ataque fue reivindicado por Jamaat-ul-Ahrar, una facción talibán paquistaní.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º