ESTADOS UNIDOS

Nueva York enfrenta la segunda ola de COVID-19 cerrando bares y restaurantes

Los locales cerrarán a las 22.00 desde hoy viernes para enfrentar la segunda ola de COVID-19, que continúa causando estragos también en Europa.

Nueva York: la ciudad y el estado más golpeado por la pandemia en EE.UU. Foto: AFP
Nueva York: la ciudad y el estado más golpeado por la pandemia en EE.UU. Foto: AFP

Nueva York, la ciudad más grande de Estados Unidos, obliga a sus bares y restaurantes a cerrar a las 22.00 desde hoy viernes para enfrentar la segunda ola de COVID-19, que continúa causando estragos también en Europa. Pero también pueden venir otras medidas más extremas la próxima semana en Nueva York.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, aseguró ayer viernes que la ciudad debe prepararse para un posible cierre de los colegios por la subida de los casos de COVID-19, mientras que el gobernador del estado, Andrew Cuomo, dijo que el problema son los restaurantes, bares y gimnasios.

“Esto no es algo que los padres quieran, pero tenemos que prepararnos para un cierre de las escuelas”, aseguró De Blasio a la emisora de radio local WNYC. De Blasio pidió a los padres que tengan planes “alternativos” ante un posible cierre temporal de los colegios y el inicio de las clases solo en modo remoto.

La posible medida responde a un aumento del índice de test de coronavirus positivos, que se acerca al umbral del 3% impuesto por la ciudad para tomar medidas más restrictivas.

El gobernador del estado, Andrew Cuomo, dijo en rueda de prensa que la ciudad puede imponer esas limitaciones, ya que están dentro de las métricas establecidas a nivel estatal, pero recomendó fijarse otros parámetros como el ratio de infecciones positivas solo en colegios, donde hasta el momento el COVID-19 se manifiesta de manera muy moderada.

En opinión de Cuomo, el problema “no está en las escuelas, sino en los bares, los restaurantes, los gimnasios y las salas de estar, lo que se llama ahora el contagio familiar”.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, el pasado jueves. Foto: Reuters
El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, el pasado jueves. Foto: Reuters

Con el aumento de los contagios, la ciudad ordenó esta semana cerrar bares y restaurantes a partir de las 22.00.

Pese a todo, la ciudad de Nueva York y el resto de estado mantienen índices de contagio menores que en la mayor parte del resto del país y que en la mayoría de sus estados vecinos. “Nueva York está rodeado de un mar de COVID-19”, aseguró Cuomo.

Estados Unidos registra 10,6 millones de casos y más de 243.000 muertes por coronavirus, de acuerdo a la Universidad Johns Hopkins.

Pese a que Nueva York ya no es el estado con un mayor número de contagios (546.000), sí sigue como el más golpeado en cuanto a muertos en Estados Unidos con más de 33.900.

A principios de semana hubo noticias alentadoras sobre el desarrollo de una vacuna de los laboratorios Pfizer y BioNTech, pero esa posible solución no llegará a tiempo para evitar decenas de miles de muertes más.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió ayer viernes que cualquier “avance científico” que se logre en la carrera por la vacuna beneficie a todos los países rápidamente. “Nunca en la historia la investigación de las vacunas ha avanzado tan rápido”, celebró Tedros Adhamon Ghebreyesus. “Debemos demostrar la misma rapidez y el mismo espíritu de innovación para tratar de que todos los países se beneficien de este avance científico”.

Las primeras vacunas estarán disponibles a fines de año en Estados Unidos, y en Europa en el primer trimestre de 2021, según Andrea Ammon, directora del Centro Europeo para el Control de Enfermedades.

Vacuna: Fondo GAVI recaudó US$ 2.000 millones
Médica rusa recibe la vacuna Sputink V. Foto: Reuters.

La iniciativa puesta en marcha por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el grupo de vacunas GAVI superó el objetivo de recaudar más de 2.000 millones de dólares para comprar y distribuir dosis contra el COVID-19 a los países más pobres, pero aún necesita más.

La alianza GAVI dijo ayer viernes que los fondos permitirán a la iniciativa COVAX comprar 1.000 millones de dosis iniciales para 92 países elegibles que no podrían adquirirlas de otra forma. “Hemos visto cómo donantes soberanos y privados de todo el mundo se rascaron los bolsillos y cumplieron este objetivo de intentar garantizar que todos los países tengan acceso a las vacunas del COVID, no solo unos pocos ricos”, dijo el jefe de GAVI, Seth Berkley, agregando que hay una “necesidad urgente” de financiar también tratamientos y diagnósticos.

La Comisión Europea, Francia, España, Corea del Sur, la Fundación Bill & Melinda Gates y otros comprometieron en las últimas semanas otros 360 millones de dólares a este fondo, elevando la financiación total por encima del objetivo de 2.000 millones de dólares para este año.

No obstante, para 2021 serán necesarios otros 5.000 millones de dólares para adquirir dosis de vacunas contra el COVID-19 una vez que superen la etapa de desarrollo y sean aprobadas por los reguladores, indicó en un comunicado.

Berkley dio la bienvenida al resultado de la elección en Estados Unidos, agregando que espera poder hablar con el equipo del presidente electo Joe Biden sobre el plan de COVAX. (Reuters)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados