ESTADOS UNIDOS

Nueva York y California en cuarentena obligatoria por coronavirus

En el estado de California, con 40 millones de habitantes, la medida entró a regir ayer viernes, en tanto que en Nueva York, con 20 millones de residentes, será a partir del domingo por la noche.

El puente de Brooklyn, una de las postales de Nueva York, lucía vacío ayer viernes. Foto: AFP
El puente de Brooklyn, una de las postales de Nueva York, lucía vacío ayer viernes. Foto: AFP

California y Nueva York, que entre ambos suman unos 60 millones de personas, decretaron la cuarentena obligatoria y sólo permitirán que estén abiertos los comercios esenciales como farmacias, locales de alimentos, estaciones de servicios de combustibles y restaurantes si es para vender comida para llevar. En el estado de California, la quinta economía mundial con 40 millones de habitantes, la medida entró a regir ayer viernes, en tanto que en Nueva York, con 20 millones de residentes, será a partir del domingo por la noche.

La resolución en California fue adoptada el jueves de noche por el gobernador demócrata Gavin Newsom. El gobernador dijo que los hospitales y los servicios públicos se mantendrán operativos para enfrentar el COVID-19, que en su estado registra más de 1.050 casos y ha ocasionado la muerte de al menos 20 personas.

Newsom se ha convertido en el primer gobernador estadounidense en tomar una decisión de esta naturaleza, en un estado con el 39,3% de su población hispana, según datos del Censo, y cuyo PIB reportó en 2019 un total de 3.137 billones de dólares.

“En este momento necesitamos tomar decisiones difíciles”, aseguró el gobernador en rueda de prensa desde Sacramento, capital del estado.

“Si se nos critica, que seamos criticados por tomar este momento en serio, que seamos criticados por ir con toda su fuerza y enfrentar el virus de frente”, reiteró.

California proyecta que el 56% de sus residentes (25,5 millones) se infectarán con el nuevo coronavirus durante un periodo de ocho semanas, alertó Newsom en una misiva enviada hace unos días al presidente Donald Trump. Newsom solicitó al Congreso 1.000 millones de dólares en fondos federales para apoyar la respuesta sanitaria del estado, entres otras medidas.

Emulando su ejemplo, en la otra costa de Estados Unidos el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, decretó ayer viernes que todos los empleados de servicios no esenciales deberán dejar de acudir a sus puestos y trabajar desde sus hogares.

Bill de Blasio, alcalde de Nueva York y candidato demócrata. Foto: EFE.
Bill de Blasio, alcalde de Nueva York. Foto: EFE.

La cuarentena en todo el estado de Nueva York “es la medida más radical que podemos tomar”, dijo Cuomo a periodistas. “El 100% de la fuerza laboral debe quedarse en casa” en el caso de “servicios no esenciales”, señaló.

“Vamos a monitorearlo. Habrá multas y puede haber cierres forzados de comercios que no cumplan. No estoy bromeando”, precisó.

Mientras Cuomo explicaba que está en juego la vida de las personas, el presidente Trump aseguró que no consideraba decretar una cuarentena general en todo el país pese al aumento de los casos.

“No pienso que llegue el día en que creamos que sea necesario hacer eso”, dijo Trump en su conferencia diaria sobre el coronavirus. “Se hizo en California, se hizo en Nueva York, son dos epicentros (...) Pero si van al medio oeste o a otro sitio, allí ven todo por la televisión y no tienen los mismos problemas”, indicó. “Estamos ganando esta guerra”, aseguró el mandatario.

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, renovó ayer viernes su llamado al gobierno federal para que envíe máscaras y respiradores a las regiones más afectadas. Acusó a Trump de “minimizar el peligro y negarse a utilizar los medios federales” de los que dispone cuando en Estados Unidos hay ya más de 14.600 casos y 210 muertos debido al virus. “Morirá gente, cuando esto podría ser evitado”, dijo de Blasio.

Trump, el optimista presidente en “tiempos de guerra”

Donald Trump, este jueves en la Casa Blanca. Foto: Reuters
Donald Trump, que se definió como un “presidente en tiempos de guerra”, no ve la pandemia con el dramatismo de otros líderes mundiales. Ayer dijo que en el medio oeste de Estados Unidos la pandemia se ve por televisión y que se está “ganado esta guerra”.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados