DISPUTA ENTRE EE.UU. Y RUSIA

Nort Stream, más que un gasoducto en Europa

El oleoducto a través del Báltico es firmemente rechazado por Ucrania, que desde 2014 lucha contra separatistas rusos y sostiene que es vital que el gas ruso pase por su territorio.

Construcción del gasoducto Nord Stream. Foto: AFP
Construcción del gasoducto Nord Stream. Foto: AFP

El polémico gasoducto Nord Stream 2, que unirá Alemania y Rusia por el mar Báltico y al que Estados Unidos se oponía, finalmente completará su construcción. En medio de las negociaciones en torno a esta estratégica obra estuvo Ucrania. Es decir, en el pacto incidieron tanto intereses económicos como políticos.

Estados Unidos anunció ayer miércoles un acuerdo con Alemania por el que permitirá que se complete el gasoducto Nord Stream 2, a cambio de garantías de que la nación germana ayudará a Ucrania para que el proyecto no amenace su seguridad energética.

El pacto resuelve la mayor fuente de tensión en la relación entre Estados Unidos y Alemania: la rotunda oposición estadounidense a ese gasoducto que ya está casi terminado.

En un comunicado conjunto, Estados Unidos y Alemania enumeraron una serie de condiciones bajo las que, en la práctica, el Gobierno de Joe Biden acepta que se complete ese proyecto, del que ya se ha construido más del 95%.

El acuerdo “está diseñado para asegurar que Rusia no usará de forma inadecuada ningún gasoducto, incluido Nord Stream 2, para lograr fines políticos agresivos mediante el uso de la energía como un arma”, indica el comunicado.

El oleoducto a través del Báltico es firmemente rechazado por Ucrania, que desde 2014 lucha contra separatistas rusos y sostiene que es vital que el gas ruso pase por su territorio.

El gasoducto duplicará los suministros de gas a Alemania, pero Estados Unidos y varios países europeos argumentan que incrementará la dependencia energética de Rusia y aumentará su influencia geopolítica en el continente.

En virtud del acuerdo, Alemania se compromete a ayudar a Ucrania a negociar “una extensión de hasta 10 años” de sus contratos para el tránsito de gas con Rusia, que expiran en 2024. Además, Alemania se compromete a tomar medidas políticas “si Rusia intenta usar la energía como un arma o comete nuevos actos agresivos contra Ucrania”, agrega el comunicado.

En ese caso, “Alemania actuará a nivel nacional y presionará para que se tomen medidas eficaces a nivel europeo, incluidas sanciones, para limitar las capacidades rusas de exportación a Europa en el sector energético, incluido el gas, o en otros sectores económicos relevantes”, precisa.

Asimismo, Alemania se compromete a “establecer y administrar un Fondo Verde para Ucrania” que apoyará la transición energética a fuentes más limpias. Alemania donará inicialmente al fondo al menos 175 millones de dólares, y con Estados Unidos se comprometen a promover inversiones en ese proyecto de “al menos 1.000 millones” de dólares”, incluidas algunas del sector privado.

Esas garantías no apaciguaron las críticas en el Congreso estadounidense, donde senadores de ambos partidos expresaron su oposición al acuerdo con Alemania.

"Satisfechos".

Por su parte, el presidente ruso Vladimir Putin y la canciller alemana Angela Merkel se mostraron “satisfechos” por el acuerdo en torno al gasoducto Nord Stream 2. “Los líderes están satisfechos con la práctica conclusión del Nord Stream 2”, informó el Kremlin mediante un comunicado.

Durante una conversación telefónica, Putin pidió a Alemania “comprometerse” con el proyecto, que es “puramente comercial” y está orientado a fortalecer la seguridad energética de Alemania y la Unión Europea, señaló el gobierno ruso.

Están negociando un encuentro entre Putin y Biden para junio. Foto: AFP
Vladimir Putin, presidente de Rusia. Foto: AFP

“El presidente ruso y la canciller alemana abordaron la posibilidad de extender el acuerdo entre Gazprom y el ucraniano Naftogaz para el tránsito de gas a través del territorio ucraniano más allá de 2024”, indicó el Kremlin.

El Gobierno de Alemania confirmó que garantizará el tránsito de gas a través del territorio de Ucrania. El ministro alemán de Exteriores, Heiko Maas, afirmó que Alemania y Estados Unidos “como socios transatlánticos” se mantienen “firmes al lado de Ucrania” al comentar el acuerdo. “Eso significa de modo concreto que nos aseguraremos de que quede garantizado el tránsito de gas a través de Ucrania durante la próxima década”, agregó Maas en un comunicado.

El ministro confirmó que Alemania apoyará la economía ucraniana “con ayuda de las energías renovables, para que esté orientada al futuro y sea más independiente”. (Con información de AFP y EFE)

Biden recibe a líder ucraniano

El presidente Joe Biden recibirá el próximo 30 de agosto a su homólogo ucraniano, Volodímir Zelenski, anunció ayer miércoles la Casa Blanca. La visita de Zelenski “reafirmará el férreo apoyo de Estados Unidos por la soberanía de Ucrania y su integridad territorial, frente a la constante agresión de Rusia”, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki. También servirá para reforzar la “cooperación cercana” de los dos países en cuanto a la “seguridad energética”, y el respaldo de Biden a los “esfuerzos del presidente Zelenski de atajar la corrupción e implementar una agenda de reformas basada en los valores democráticos compartidos”, agregó. La reunión se anunció el mismo día en que se conoció el acuerdo para terminar la construcción del gasoducto Nord Stream 2, que unirá Rusia y Alemania por el mar Báltico. La subsecretaria de Estado para Asuntos Políticos, Victoria Nuland, adelantó un detalle clave de ese acuerdo durante una audiencia en el Senado sobre el gasoducto, que suscita una fuerte oposición de muchos legisladores. “Alemania se ha comprometido, en este acuerdo con nosotros, a que si Rusia intenta usar la energía como un arma o comete nuevos actos agresivos contra Ucrania, Alemania tomará medidas a nivel nacional”, aseguró Nuland.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados