GINA HASPEL

Nominada a la CIA pasa el Comité del Senado

El Comité de Inteligencia del Senado estadounidense respaldó ayer miércoles el nombramiento de Gina Haspel como directora de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), a pesar de la enorme controversia por su relación con la aplicación de métodos de tortura.

Lobby de las oficinas de la CIA en Virgina, Estados Unidos. Foto: Reuters
Foto: Reuters

El presidente del Comité, Richard Burr, y su adjunto, Mark Warner, indicaron que el nombramiento de Haspel, impulsado por el mandatario Donald Trump, recibió un voto favorable de 10-5 y pasó ahora al plenario del Senado para la confirmación.

Haspel se desempeña actualmente como directora interina de la CIA, desde que Mike Pompeo asumió como secretario de Estado.

Sin embargo, el proceso de discusión sobre el nombramiento de Haspel se convirtió en una espectacular controversia por la relación de la funcionaria con la aplicación de técnicas de interrogatorio en la década pasada que el propio Senado consideró como tortura.

No obstante, Haspel logró el voto mayoritario en el Comité de Inteligencia y, según fuentes coincidentes, ya tendría los votos suficientes en el plenario, inclusive entre legisladores del Partido Demócrata, para sellar su confirmación.

El senador demócrata Warner afirmó estar convencido de que Haspel "es alguien que se pondrá de pie y confrontará al presidente si este le ordena hacer algo ilegal o inmoral, como volver a la tortura".

Para el senador demócrata Ron Wyden, uno de los más firmes críticos de la nominación, los antecedentes de Haspel la tornan "inadecuada" para conducir la CIA.

"Gina Haspel y la CIA cometieron uno de los más grotescos abusos de poder en la historia reciente, ayudados e instigados por un fracaso completo de la supervisión del Congreso", lamentó Wyden, quien parece haber quedado en minoría en sus esfuerzos por bloquear la confirmación.

Por su parte, Christopher Anders, subdirector de la influyente Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU, en inglés), apuntó que la luz verde del comité del Senado a Haspel "avergüenza a nuestra democracia". "Lo que hemos visto de ese Comité es una operación de encubrimiento, no una investigación seria", añadió.

En una áspera audiencia pública ante el Comité de Inteligencia, Haspel se había negado a condenar el uso de esas técnicas de tortura contra extranjeros sospechosos de ser "combatientes" contra Estados Unidos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados