VIOLENCIA SIN CONTROL

Robos de bancos en Brasil: una noche de terror con rehenes usados como escudos humanos

Los delincuentes utilizaron un dron en la acción para monitorear las acciones de las fuerzas de seguridad, y cerraron algunos accesos a la ciudad.

Delincuentes ataron a rehenes a los vehículos para evitar que la policía les dispararan. Foto: Captura
Delincuentes ataron a rehenes a los vehículos para evitar que la policía les dispararan. Foto: Captura

Al menos tres personas murieron y otras cuatro resultaron heridas en la madrugada de este lunes después de que un grupo de delincuentes fuertemente armado invadió la ciudad brasileña de Araçatuba, en el interior del estado de San Pablo, para perpetrar una serie de atracos a bancos, confirmó el alcalde de la ciudad, Dilador Borges.

Los delincuentes invadieron la ciudad poco después de media noche del lunes, tomaron rehenes y colocaron explosivos en diversos puntos para cometer los asaltos a agencias bancarias de Araçatuba, localidad situada a unos 500 kilómetros de la capital paulista.

Noche de horror.

Según vídeos difundidos por vecinos en las redes sociales, algunas personas fueron amarradas en el capó del coche a modo de “escudo humano” durante la fuga de los delincuentes.

“Fue una noche de horror”, describió Borges en una entrevista con la radio CBN.

Según los informes policiales, los delincuentes utilizaron un dron en la acción para monitorear las acciones de las fuerzas de seguridad, y cerraron algunos accesos a la ciudad.

Testigos relataron a los medios locales que los criminales estaban “fuertemente armados” con fusiles y “se parecían a soldados”. “Metieron la pistola en mi cara repetidas veces, tuve que implorar por mi vida”, dijo a la cadena televisiva Globo uno de los rehenes, cuya identidad no fue revelada.

Las autoridades tampoco informaron la identidad de las víctimas fatales, aunque el alcalde del municipio precisó que una de ellas sería uno de los delincuentes que se encontraba herido y fue “abandonado” por la banda durante la fuga.

De acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública de San Pablo, al menos dos personas fueron detenidas hasta el momento, pero “siguen en marcha las búsquedas para localizar los criminales”.

“En pocas horas debemos tener resultados positivos de arrestar a parte de esa banda”, recalcó el alcalde, quien suspendió las clases en esta ciudad de cerca de 200.000 habitantes e instó a la población a permanecer en casa.

“Pido a todos que eviten salir de sus casas, pues tenemos informaciones de que todavía hay explosivos en algunos puntos en el centro de la ciudad”, completó.

Según la Policía, el grupo criminal estaba conformado por cerca de veinte personas y dispuso explosivos en al menos 14 puntos de la ciudad.

Tres de los heridos fueron alcanzados por balazos y se encuentran ingresados con cuadros graves pero estables, mientras que la cuarta víctima sería un ciclista que sufrió heridas graves acercarse a una de las bombas y al que tuvo que amputarle parte de sus piernas.

Acciones similares a la de Araçatuba han sido perpetradas en los últimos años en diversas ciudades del interior de Brasil por grupos fuertemente armados y organizados que siembran el terror para realizar los atracos.

En diciembre de 2020, un comando de treinta hombres encapuchados y fuertemente armados aterrorizó a una ciudad entera, cuando asaltó una sucursal del Banco de Brasil en Criciúma, a unos 200 kilómetros al sur de Florianópolis.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados