PREMIOS 2021

Nobel de la Paz a la libertad de expresión e información

Ressa y Muratov fueron premiados “por sus esfuerzos para defender la libertad de expresión, condición previa para la democracia y la paz duradera”, señaló el Comité Nobel.

Jefa del comité sostiene un celular con una foto de los ganadores del Nobel de la Paz 2021. Foto: AFP
Jefa del comité sostiene un celular con una foto de los ganadores del Nobel de la Paz 2021. Foto: AFP

Por primera vez el Nobel de la Paz reconoció la libertad de expresión e información con un premio a dos periodistas: la filipina Maria Ressa y el ruso Dmitri Muratov.

Ressa y Muratov fueron premiados “por sus esfuerzos para defender la libertad de expresión, condición previa para la democracia y la paz duradera”, señaló el Comité Nobel, que elogió su lucha “valiente” y advirtió de las “crecientes circunstancias adversas” que afrentan la democracia y la libertad de prensa en el mundo.

El fallo resalta la necesidad de un periodismo “libre, independiente y basado en hechos” que sirva para proteger derechos fundamentales contra “el abuso de poder, las mentiras y la propaganda de guerra”.

“La libertad de expresión es la mejor defensa de una sociedad contra la guerra y los conflictos. No hay democracia sin libertad de expresión”, afirmó al anuncio del premio la presidenta del comité, Berit Reiss-Andersen.

Los galardonados figuraban desde hace años en la lista de aspirantes al Nobel, cuyas quinielas apuntaban esta vez a un premio a la libertad de prensa, aunque aparecían como candidatos mejor situados organizaciones como Reporteros sin Fronteras (RSF) y el Comité para la protección de periodistas (CPJ).

Los premiados.

Maria Ressa, de 58 años, experiodista de CNN y cofundadora de la página de información online Rappler, ha sido objeto en los últimos años de varias investigaciones, procesos judiciales y ha sufrido un intenso ciberacoso. Rappler ha publicado artículos críticos contra el presidente filipino, Rodrigo Duterte, incluyendo su sangrienta y polémica lucha contra el narcotráfico.

“Nada es posible sin hechos”, dijo Ressa, tras recibir la noticia del Nobel, e insistió en que “es el mejor momento para ser periodista”. “Los momentos más peligrosos son también los momentos en los que es más importante” el trabajo de periodista, explicó en una entrevista online retransmitida por Rappler.

Ressa, que también tiene nacionalidad estadounidense, ya fue galardonada en abril con el Premio Mundial de la Libertad de Prensa Unesco/Guillermo Cano 2021, creado en memoria del periodista colombiano Guillermo Cano asesinado en 1986.

Ganadores del Premio Nobel de la Paz 2021. Foto: AFP
Ganadores del Premio Nobel de la Paz 2021. Foto: AFP

Dimitri Muratov, de 59 años, es uno de los fundadores y jefe de redacción del periódico independiente ruso Novaya Gazeta, y “ha defendido desde hace décadas la libertad de expresión en Rusia en condiciones cada vez más difíciles”, subrayó el jurado del Nobel.

Novaya Gazeta ha sacado a la luz “la corrupción, la violencia policial, los arrestos ilegales, el fraude electoral y las ‘granjas de trolls’”, señaló el comité, unos temas por los que ha pagado un alto precio: seis de sus periodistas fueron asesinados, entre ellos Anna Politkovskaya, muerta hace 15 años.

Muratov les dedicó el premio: “No puedo atribuirme el mérito. Es de Novaya Gazeta. Es de los que murieron defendiendo el derecho de la gente a la libertad de expresión”, dijo. “Habría votado por la persona por la que apostaban las casas de apuestas, y esa persona tiene todo el futuro por delante. Me refiero a Alexei Navalni”, aseguró Muratov, sobre uno de los principales opositores rusos.

Murátov es el primer ruso que recibe el Nobel de la Paz desde la caída de la Unión Soviética en 1991. Antes lo recibieron el disidente y creador de la bomba de hidrógeno Andréi Sájarov (1975) y el último líder de la desaparecida URSS, Mijaíl Gorbachov, patrocinador de Nóvaya Gazeta.

Novaya Gazeta fue creado en 1993 con la ayuda de Gorbachov, que precisamente destinó una parte del dinero que obtuvo el Nobel de la Paz.

“Ese reconocimiento eleva la importancia de la prensa en el mundo contemporáneo a otro nivel”, dijo Gorbachov, citado por la agencia Interfax, y calificó a Murátov de “amigo”.

“Quiero felicitar a una persona maravillosa, valiente y honrada, a un periodista y un amigo, Dmitri Murátov”, dijo el exmandatario soviético.

Histórico.

En 120 años de historia, el Nobel de la Paz nunca había reconocido la labor de la prensa independiente que contribuye a luchar contra la desinformación.

“El periodismo libre, independiente y de hechos sirve para proteger contra los abusos del poder, las mentiras y la propaganda de guerra”, insistió la presidenta del comité del Nobel, Berit Reiss-Andersen.

Según la última clasificación anual de Reporteros Sin Fronteras (RSF), la situación de la libertad de prensa es problemática, difícil e incluso muy grave en el 73% de los 180 países analizados. La organización señala que, en lo que va de año, 24 reporteros profesionales han muerto y otros 350 siguen encarcelados. Este premio es “un llamado a la acción”, reaccionó el secretario general de RSF, Christophe Deloire.

El Instituto Internacional de la Prensa (IPI), una red mundial de editores y propietarios de medios de comunicación, también celebró la concesión del Premio Nobel de la Paz a Ressa y Muratov. En un comunicado, el IPI destacó la labor “fundamental” de ambos para garantizar la “prosperidad de la humanidad”.

“Maria Ressa y Dmitri Muratov son ejemplos de esta profesión. Son, además, historias en sí mismas de las luchas a las que se enfrentan los periodistas cada día”, dijo la presidenta del consejo ejecutivo del IPI, Khadija Patel.

Muratov y Ressa, compartirán los 10 millones de coronas suecas (1,1 millones de dólares) con que está dotado el premio.

El Nobel de la Paz es el único que se otorga y entrega fuera de Suecia, en Oslo, por deseo expreso del creador de los premios, el magnate sueco Alfred Nobel (1833-1896), ya que en su época Noruega formaba parte del Reino de Suecia. Se entrega habitualmente el 10 de diciembre, fecha del aniversario de la muerte de Alfred Nobel.

La ronda de ganadores de los Nobel finalizará este lunes con el de Economía. (AFP, EFE)

“Personifican los valores de la libertad de prensa”

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) aplaudió ayer viernes el “trabajo incansable” de los dos periodistas galardonados con el Nobel de la Paz. “Dmitri Muratov y Maria Ressa personifican los valores de la libertad de prensa y las razones por las que es importante. Son periodistas que sufren amenazas personales, que continuamente se enfrentan a la censura y la represión”, dijo en un comunicado el director ejecutivo del CPJ, Joel Simon.

“Este Premio Nobel de la Paz es un reconocimiento poderoso de su trabajo incansable, y del trabajo de todos los periodistas del mundo”, agregó. En su comunicado, el CPJ también destacó que Rusia y Filipinas son dos de los países en los que hay mayor impunidad por los asesinatos de periodistas, y apuntó que, desde 1992, un total de 1.416 de reporteros de todo el mundo han sido víctimas de homicidios.

“Una herramienta fuerte de nuestras democracias”

El alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Josep Borrell, celebró que la periodista filipina Maria Ressa y el ruso Dmitri Muratov hayan sido galardonados con el Premio Nobel de la Paz y destacó la importancia del periodismo independiente para la democracia.

“El periodismo independiente, incluido el periodismo de investigación, es una de las herramientas más fuertes que poseen nuestras democracias para que los gobiernos rindan cuentas, controlar los procesos democráticos, luchar contra la desinformación y desafiar implacablemente el abuso de poder, las violaciones de derechos humanos y la corrupción”, indicó Borrell en un comunicado. Aseguró que la UE “suscribe plenamente” el reconocimiento del Comité del Nobel de que “la libertad de expresión es una precondición para la democracia y la paz duradera en el mundo”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados