ENTREGA DE LOS PREMIOS 2017

Nobel de la Paz: la humanidad a solo un clic de la destrucción

“¿Será el fin de las armas nucleares o nuestro propio final?”, preguntó la ONG ganadora de este año.

Beatrice Fihn, de ICAN, festeja junto a Satsuko, sobreviviente de Hiroshima. Foto: AFP
Beatrice Fihn, de ICAN, festeja junto a Satsuko, sobreviviente de Hiroshima. Foto: AFP

La ceremonia de entrega de los premios Nobel ayer domingo en Oslo sirvió para que la organización antinuclear que ganó el de la Paz alertara a la humanidad que está a un solo clic de la destrucción. Todo depende de que alguien "pierda los estribos".

"¿Será el fin de las armas nucleares, o acaso será nuestro propio final?", se preguntó Beatrice Fihn, directora de la Campaña Internacional para la Abolición de las Armas Nucleares (ICAN), durante la ceremonia de entrega del Nobel en Oslo.

La ICAN, que agrupa a unas 500 ONG en un centenar de países y lleva años alertando del peligro que constituye este tipo de armas, recibió el premio en presencia de varios supervivientes de los bombardeos estadounidenses de Hiroshima y Nagasaki, que dejaron 220.000 muertos hace 72 años.

La entrega de este Nobel se produce este año en un contexto en que las tensiones en la península coreana alimentan los temores de una guerra. Corea del Norte ha multiplicado en los últimos meses sus ensayos nucleares y disparos de misiles, intercambiando belicosas amenazas con Donald Trump, quien ordenó maniobras militares en la región.

"La manera racional de proceder es dejar de vivir en condiciones en las que nuestra destrucción solo depende de que alguien pierda los estribos" dijo Fihn, al exhortar a que el mundo se deshaga de sus armas nucleares.

La ICAN registró una importante victoria cuando Naciones Unidas aprobó en julio un nuevo tratado prohíbe las armas nucleares. El documento, adoptado por 122 países a pesar de la oposición de las nueve potencias nucleares, podría tardar años en entrar en vigor, pues tiene que ser ratificado al menos por 50 firmantes. De momento, sólo tres países —la Santa Sede, Guayana y Tailandia— han ratificado el Tratado.

Pese a ello, "el mensaje principal de la ICAN es que el mundo no puede nunca ser seguro mientras tengamos armas nucleares", subrayó la presidenta del comité Nobel, Berit Reiss-Andersen, en su discurso de entrega del Nobel. "(...) La amenaza de una guerra nuclear es ahora la más elevada desde hace tiempo, sobre todo debido a la situación en Corea del Norte", agregó.

En señal de aparente desconfianza, las potencias nucleares occidentales (Estados Unidos, Francia, Reino Unido) no enviaron —contrariamente a lo que es habitual— a sus embajadores a la ceremonia del Nobel, y sí a diplomáticos de segundo nivel. Para estas potencias nucleares, el arma atómica es un instrumento disuasivo que permite evitar conflictos al que no se puede renunciar.

Entre los asistentes a la ceremonia que sobrevivieron a bombardeos nucleares figuraba Satsuko Thurlow, que recibió el Nobel en nombre de la ICAN junto a Fihn. Ante el rey de Noruega y la primera ministra Erna Solberg, la mujer de 85 años relató el horror que tuvo que padecer. Satsuko Thurlow tenía 13 años cuando la bomba A explotó en Hiroshima el 6 de agosto de 1945: ahí asistió a la muerte omnipresente, vio a supervivientes formando una "procesión de fantasmas", con los ojos desorbitados o los intestinos emergiendo de los estómagos abiertos. Fue el "infierno en la Tierra", contó.

Los demás Premios Nobel (Literatura, Física, Química, Medicina y Economía) fueron entregados también ayer domingo en Estocolmo. Los 11 laureados presentes recibieron de manos del rey Carlos XVI Gustavo de Suecia una medalla de oro, un diploma y un cheque de nueve millones de coronas suecas, algo más de 900.000 euros (US$ 1.06 millón).

Derechos humanos.

Los Derechos Humanos fundamentales "están siendo ignorados" en el mundo, "siendo un ejemplo terrible el trato de los rohinyás en Birmania", aseguró durante la ceremonia de entrega de los Premios Nobel el presidente de esa fundación, Carl-Hendrik Heldin.

En un discurso inusualmente directo, Heldin se refirió a la situación de esa minoría musulmana en Birmania. En la lista de Premios Nobel de la Paz figura la actual consejera de Estado birmana, Aung San Suu Kyi, que en 1991 fue galardonada por "su compromiso no violento con la democracia y los Derechos Humanos", pero cuya tibia reacción ante la crisis de los rohinyás ha levantado voces pidiendo que se le retirase.

Los otros cinco premios Nobel

LITERATURA
Katzo Ishiguro
Kazuo Ishiguro
La exquisita sensibilidad y fuerza emocional del británico de origen japonés fueron reconocidas con el premio de Literatura. El galardón para este escritor fue una sorpresa, ya que no había sido considerado entre los candidatos. El jurado ha destacado “sus novelas de gran fuerza emocional que han descubierto el abismo bajo nuestro ilusorio sentido de conexión con el mundo”. Nacido en 1954 en Nagasaki (Japón), se trasladó a los cinco años con su familia a Surrey, Inglaterra, donde a su padre le ofrecieron un trabajo como oceanógrafo.
ECONOMÍA
El economista estadounidense Richard H. Thaler. Foto: EFE
Richard Thaler
El Nobel de Economía se lo ganó el estadounidense por su trabajo pionero en la economía del comportamiento, es decir, la incorporación de la psicología a la ciencias económicas. Thaler, nacido en 1945 en Nueva Jersey, es profesor en la Universidad de Chicago. “Thaler ha contribuido a expandir y refinar el análisis económico al considerar tres rasgos que sistemáticamente influyen en las decisiones económicas: la racionalidad limitada, la percepción de justicia, y la falta de autocontrol”, dijo el jurado del Banco de Suecia que designa este premio.
Medicina
Jeffrey Hall, Michael Rosbash y Michael Young. Foto: Archivo
Jeffrey Hall, Michael Rosbash y Michael Young
El Nobel de Medicina distinguió este año a los estadounidenses por sus descubrimientos sobre los ritmos circadianos. “Sus descubrimientos explican cómo las plantas, los animales y los seres humanos adaptan su ritmo biológico para que se sincronice con las revoluciones de la Tierra”, dijo la Asamblea Nobel del Instituto Karolinska de Estocolmo. Sus investigaciones permitieron que “podamos echar un vistazo dentro de nuestro reloj biológico y dilucidar su funcionamiento interno”, explicó la institución.
QUÍMICA
Jacques Dubochet. Foto: Archivo
Jacques Dubochet
El Nobel de Química lo ganaron el suizo Jacques Dubochet (foto), el germano-estadounidense Joachim Frank y el británico Richard Henderson por el “desarrollo de la criomicroscopía electrónica para la determinación estructural en alta resolución de biomoléculas en soluciones”. Dubochet es ciudadano suizo y trabaja en la Universidad de Lausana, Frank nació en Alemania y trabaja en la Universidad de Columbia, en Estados Unidos, y Henderson nació en Escocia y trabaja en la Universidad de Cambridge, Reino Unido.
QUÍMICA
Rainer Weiss. Foto: Archivo
Rainer Weiss
El Nobel de Física fue para los estadounidenses Rainer Weiss (foto), Barry C. Barish y Kip S. Thorne por sus contribuciones decisivas en la puesta en marcha del detector LIGO, para detectar las ondas gravitacionales, que abren “posibilidades inesperadas” de explorar partes invisibles del Universo, donde, como decía el astrónomo Carl Sagan, “algo increíble espera a ser conocido”. Weiss dijo que le hubiera “encantado” ver la cara que habría puesto Albert Einstein al saber que las ondas gravitacionales, que predijo hace un siglo, habían sido finalmente detectadas.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)