INVESTIGAN CAUSAS

Dos niños murieron y decenas resultaron heridos en viaje escolar en Argentina

El accidente ocurrió en una curva situada en el kilómetro 141 de la ruta 2 alrededor de las 06:00 en cercanías de la localidad de Lezama, 160 kilómetros al sur de la capital argentina.

Investigan las causas que generó el vuelco del ómnibus. Foto: La Nación | GDA
Investigan las causas que generó el vuelco del ómnibus. Foto: La Nación | GDA

Dos niñas muertas y decenas de heridos dejó ayer jueves el vuelco de un ómnibus que transportaba escolares de entre 11 y 13 años en un viaje de egresados al sur de Buenos Aires.

El accidente ocurrió en una curva situada en el kilómetro 141 de la ruta 2 alrededor de las 6:00 horas en cercanías de la localidad de Lezama, 160 kilómetros al sur de la capital argentina, por causas que se investigan. En el ómnibus viajaban 43 niños de entre 11 y 13 años y diez adultos, entre ellos dos conductores.

Tenían como destino la ciudad balnearia de Mar del Tuyú, 350 km al sur de Buenos Aires, por un viaje de egresados de una escuela primaria de Benavídez, una localidad del norte de la provincia de Buenos Aires.

Seis ambulancias trasladaron a los heridos a hospitales zonales. Personal de bomberos debió intervenir para rescatar algunas víctimas atrapadas.

Escenas de desesperación.

Fuentes policiales contabilizaron 50 heridos, entre ellos cuatro niños en estado grave. Al menos 30 niños ingresaron al Hospital de Chascomús y el resto, en el Hospital de Lezama y en el centro asistencial 7 de esa localidad.

En el Hospital de Lezama, Camila, que resultó con heridas leves, abraza a Belén, su madre. Las palabras fluyen muy lento, aún está aturdida. Estuvo en el ómnibus que volcó. “Más que un viaje de egresados fue una pesadilla de egresados. Tuve mucho miedo. Mis compañeros volaban ensangrentados”, relató a La Nación. “Nunca más me subo a un micro de larga distancia. Mi corazón quedó en ese micro”.

Belén y Camila están de la mano. “Cuando intentaba salir del micro vi a una profesora tirada en el piso. Mi corazón se detuvo”.

En el ómnibus también iba Bruno. “Me dio mucho miedo. Ya no voy a conocer el mar”, se lamentó. “Me había quedado dormido y cuando me desperté estábamos cayendo”.

Las pericias investigan si hubo otros vehículos involucrados en el accidente que se produjo en una mañana clara y con buen clima.

Escenas de desesperación protagonizaron familiares de los niños que se acercaron durante la mañana a buscar información a la escuela.

“Mi sobrina llamó ni bien ocurrió todo, estaba llorando, gritaba que la vayan a buscar urgente que el micro había volcado, se escuchaban llantos y gritos de los chicos”, dijo a la prensa Victoria, tía de Andrea, una niña de 11 años.

El ómnibus había partido desde la puerta de la escuela en la madrugada en viaje de fin de curso de sexto grado de primaria. Bomberos y peritos trabajan en el vehículo para retirar los cuerpos de las víctimas fatales, dos niñas, que quedaron atrapadas en el ómnibus.

“El conductor manifestó que se le fue el micro”, dijo el fiscal general de Dolores, Diego Escoda, a Radio La Red al precisar que al momento del accidente “había buena visibilidad y no había signos de frenada” de ningún vehículo.

Según las primeras informaciones el control de alcoholemia sobre el conductor, de 48 años, resultó negativo.

Se especula que el chofer “mordió la banquina” y perdió el control, indicó el fiscal.

“Vine a despedir a mi prima y vi que controlaron todo, el vehículo, los cinturones de seguridad colocados en los chicos, todo estaba en regla aparentemente”, dijo Claudia a las puertas de la escuela, cuya familiar resultó ilesa.

Los niños planeaban una visita al acuario Mundo Marino como parte de un viaje de egresados al que habían ido acompañados por seis maestros y dos coordinadores de la empresa organizadora.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados