Ejército pide ayuda internacional para detener a Boko Haram

Nigeria bajo el terror de las niñas suicidas

Dos mujeres suicidas, entre ellas una de unos 15 años, mataron ayer a cuatro personas en un doble atentado en el abarrotado mercado de Potiskum, en el noreste de Nigeria, informaron fuentes sanitarias y de seguridad.

Nigeria enfrenta una espiral de violencia originada en la acción del grupo terrorista islámico Boko Haram, cuyas acciones han desbordado a las autoridades, al punto de que el Ejército local pidió ayuda internacional para combatirlo.

Entre las acciones de los terroristas, figura el uso de niñas para atentados suicidas.

"Evacuamos seis cuerpos, entre ellos los de las dos mujeres kamikazes, al hospital. Veintiuna personas resultaron heridas en los ataques", dijo un responsable de seguridad, quien añadió que las atacantes parecían tener unos 23 y 15 años. Una fuente sanitaria confirmó este balance.

Explosiones.

Las explosiones de ayer se produjeron en un intervalo de pocos segundos en el mercado Kasuwar Jagwal, especializado en telefonía móvil, cerca de las tres de la tarde, cuando el lugar estaba lleno de clientes.

"La primera explosión se produjo en el interior del mercado y la segunda justo después en la puerta de entrada, cuando la gente empezaba a salir huyendo", dijo a la AFP un testigo.

Horas antes, al menos 19 personas murieron al estallar una bomba adosada a una niña de unos 10 años en un mercado muy concurrido de la ciudad de Maiduguri, también en el noreste de Nigeria.

De momento, no hubo ninguna reivindicación de este atentado. Boko Haram, en campaña desde hace seis años para imponer un Estado islamista en Nigeria, ha utilizado varias veces a mujeres y niñas para llevar a cabo sus atentados.

Pedido.

El Ejército de Nigeria pidió ayuda a la comunidad internacional para poder hacer frente a Boko Haram, después sus últimos y sangrientos ataques. El pasado miércoles, cientos de personas fueron asesinadas por el grupo terrorista en la localidad de Baga, al noreste del país.

El portavoz del Ejército, Chris Olukolade, calificó en un comunicado este ataque como "el más mortífero" perpetrado por los terroristas desde 2009 y pidió "a todo el mundo que colabore contra el mal de Boko Haram, en vez de denigrar a aquellos que trabajan para derrotarlo".

Tras el ataque, el Ejército fue duramente criticado porque los milicianos de Boko Haram no encontraron apenas oposición durante el asalto a la ciudad, ya que las fuerzas de seguridad destacadas en una base militar cercana huyeron tras un primer ataque ocurrido días antes.

No es la primera vez que el Ejército recibe fuertes críticas por su ineficacia, ya que tras el secuestro de más de 200 niñas en una escuela de Chibok el pasado mes de abril (y que todavía permanecen en paradero desconocido) fue criticado por la "lenta" respuesta ante el secuestro de las menores y por la falta de resultados en su búsqueda.

La secta islámica, que lucha por instaurar un Estado islámico en Nigeria, mantiene una sanguinaria campaña en el país, donde han muerto más de 3.000 personas en lo que va de año, según datos del Gobierno nigeriano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)