El propio reo la había pedido y se iba a aplicar el domingo

Niegan eutanasia a violador en Bélgica

La eutanasia prevista de un violador y asesino belga en detención desde hace décadas, no se llevará a cabo por la polémica generada en Bélgica, uno de los pocos países del mundo que autoriza la ayuda activa para poner fin a la vida en un marco legal.

La eutanasia de Frank Van Den Bleeken, de 52 años, iba a llevarse a cabo el próximo domingo, pero sus médicos "decidieron no continuar con el procedimiento", anunció el ministro de Justicia, Koen Geens.

Den Bleeken, que cometió varias violaciones de las cuales una fue seguida por el asesinato de la víctima, pasó los últimos 26 años entre rejas, en anexos psiquiátricos penitenciarios por falta de lugar en instituciones apropiadas.

Al considerarse sin cura y peligroso para la sociedad, pero juzgando asimismo sus condiciones de detención "inhumanas", Van Den Bleeken pidió en un primer momento ser internado en un establecimiento psiquiátrico especializado en Holanda.

Pero a falta de un acuerdo entre los dos países, la Justicia belga negó su traslado el año pasado. Creyéndose sin ninguna otra posibilidad, hizo valer su derecho a la eutanasia en virtud de la ley de 2002, que la autoriza en casos de "sufrimiento físico o psíquico constante e insoportable".

Tres expertos psiquiátricos dieron su aval, estimando que no tenía esperanzas de mejoría. Un médico había aceptado aplicarla en el ala médica de la prisión de Brujas este domingo. Pero desde el anuncio el sábado pasado, la prensa internacional puso el objetivo en la ley que hizo de Bélgica el segundo país, detrás de Holanda, en legalizar la eutanasia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)