TRANSICIÓN ÍNTIMA

Nicolás Maduro juró entre chavistas

Desafiante con Estados Unidos, lanzó señales de acercamiento a empresarios y opositores.

Nicolás Maduro.  Ayer jueves juró ante la Constituyente, pero su asunción será el 10 de enero de 2019. Foto: AFP
VEA EL VIDEO. Foto: AFP

Nicolás Maduro tuvo ayer jueves un juramento como presidente reelecto a la medida de su régimen. Juró ante la Asamblea Constituyente, un órgano integrado exclusivamente por oficialista y electo en otros comicios tan cuestionados como los que el domingo le dieron un segundo mandato por seis años. Este segundo período comenzará recién dentro de ocho meses, el 10 de enero de 2019, para cuando está prevista la ceremonia de investidura.

"Adelanta la juramentación porque no quiere dejar el vacío de aquí a enero. Necesita darse legitimidad en el proceso, aunque sea la legitimidad chavista", declaró a la AFP el analista venezolano Luis Vicente León.

En su discurso ante la Constituyente, aparecieron dos Maduros: uno desafiante con Estados Unidos, y otro con gestos de acercamiento con sus opositores y reconociendo que debe corregir el rumbo económico.

Al asegurar que no podrá sanar la economía solo, agregó que quiere tender puentes con los empresarios, a quienes ha acusado de participar en una "guerra económica" de la derecha con apoyo de Estados Unidos para desbancarlo. Esta semana fueron liberados varios ejecutivos de Banesco, el mayor banco privado del país, que habían sido acusados de "ataque a la moneda" por hacer operaciones cambiarias en el mercado negro.

"Solo el pueblo salva al pueblo, pero si no buscamos al pueblo ¿quién va a salvar al pueblo? ¿Superman? ¿O Súper Nico?", preguntó Maduro a su auditorio oficialista, donde no faltó la cúpula militar. "Hace falta una rectificación profunda, hay que hacer las cosas de nuevo y mejor. No estamos haciendo las cosas bien y tenemos que cambiar este país", reconoció Maduro, de 55 años.

Admitió además que las sanciones impuestas por Estados Unidos tras su reelección traerán más dificultades a Venezuela. "No puedo engañar a nadie, nos van a crear graves dificultades, dolorosas dificultades, que vamos a enfrentar paulatinamente, las vamos a derrotar. Las sanciones de Trump serán anuladas y derrotadas", dijo.

Venezuela vive la peor crisis de su historia reciente: hiperinflación, escasez de comida y medicinas, caída brutal de la economía y de la producción de crudo a su nivel más bajo de los últimos 30 años: 1,5 millones de barriles diarios.

"Este año tenemos que aumentar el millón de barriles. Si hay que pedir apoyo a la OPEP (...), a Rusia, a China, a los países árabes, pidámoslo", clamó.

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana le rinde honores a Maduro. Foto: EFE
La Fuerza Armada Nacional Bolivariana le rinde honores a Maduro. Foto: EFE

Maduro también prometió trabajar por la reconciliación y ofreció dejar libres a opositores presos que no hayan cometido crímenes graves, para "superar las heridas" de las protestas en su contra, que dejaron unos 200 muertos desde 2014.

Con una abstención récord de 54%, Maduro se adjudicó las elecciones del domingo. Sin embargo, Estados Unidos, la Unión Europea y el Grupo de Lima (Canadá y 13 países de América Latina y el Caribe) rechazaron la elección por considerar que no fue libre, representativa ni transparente.

Uruguay no integra el Grupo de Lima. La declaración de esta semana de la Cancillería evita pronunciarse sobre las elecciones y se limita a un llamado al diálogo y a no agravar la crisis en Venezuela.

El lunes, al otro día de las elecciones, Estados Unidos prohibió a los estadounidenses comprar activos y deuda de Venezuela y de la petrolera Pdvsa. En represalia, Maduro expulsó a los dos mayores representantes de Estados Unidos en Venezuela —carece de embajador desde 2010—, y Washington ordenó el miércoles lo mismo para dos altos diplomáticos venezolanos en reciprocidad.

Estados Unidos, que compra un tercio de la producción de crudo venezolano, ya había prohibido a sus ciudadanos negociar deuda nueva de Venezuela, en default parcial al igual que Pdvsa, y amenaza con un embargo petrolero.

La UE, Estados Unidos y Canadá sancionaron además a decenas de jerarcas venezolanos. En la lista de Washington figuran incluso Maduro y el número dos del régimen, Diosdado Cabello.

"Escena bufa".

La oposición venezolana, agrupada bajo la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD), tachó de "escena bufa" el acto de juramentación de Maduro. "La falsa Constituyente felicita al beneficiario del fraude y agrega otra escena bufa a la farsa, con un falso juramento para una toma de posesión que ellos mismos dicen que deberá realizarse en enero", señaló la MUD en un comunicado difundido la tarde de este jueves.

Nicolás Maduro juró como presidente reelecto. Foto: AFP
Nicolás Maduro juró como presidente reelecto. Foto: AFP

De acuerdo con la MUD, la jura de Maduro representa "otro capítulo de la farsa con la que se ha pretendido expropiar a los venezolanos su derecho a elegir un nuevo presidente para el período constitucional que comienza en enero de 2019".

La MUD no reconoce estas elecciones, a las que no se presentó por considerar que no existían garantías suficientes, así como también desconoce a la Constituyente, que califica como "ilegítima".

"Dos ilegitimidades no pueden producir una legitimidad", añadió la MUD en el texto.

Los opositores piden además "una elección limpia que produzca libremente un nuevo gobierno" que cambie el rumbo de la economía, cuya inflación para el cierre de este año podría superar el 14.000%, de acuerdo a estimaciones del Fondo Monetario Internacional.

Para las elecciones del domingo los principales candidatos de la oposición estaban impedidos de presentarse, y solo exchavistas compitieron con Maduro.

Pedido de auxilio a la OPEP, Rusia y China por petróleo
Vladimir Putin, presidente de Rusia. Foto: AFP.

Venezuela buscará apoyo de la OPEP, Rusia y China para rescatar su alicaída producción petrolera, anunció ayer jueves el presidente Nicolás Maduro, al jurar como mandatario reelecto ante la Asamblea Constituyente.

Para ello, Maduro ordenó al ministro de Petróleo y presidente de la estatal Pdvsa, general Manuel Quevedo, buscar la cooperación que permita sumar un millón de barriles diarios (mbd) al actual volumen de 1,5 millones.

"Este año tenemos que aumentar el millón de barriles. Si hay que pedir apoyo a la OPEP, pídalo ya mayor general, apoyo a Rusia, a China, a los países árabes, pidámoslo", instruyó Maduro a Quevedo presente en la ceremonia.

El petróleo aporta 96% de los ingresos de Venezuela, el país con las mayores reservas de crudo, pero sumido en la peor crisis económica de su historia reciente. Su producción registró una nueva caída en abril ubicándose en 1,5 millones de barriles, según la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Quevedo asumió la dirección de Pdvsa a fines de 2017 con la misión de aumentar el volumen en un millón de barriles diarios, pero desde entonces la producción continuó su declive. "Quiero escuchar a la clase obrera petrolera porque necesitamos un millón de barriles y ¿quién lo va a hacer?, ¿lo va a hacer Maduro?", gritó el presidente ante el auditorio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados