La crisis política en Nicaragua

Nicaragua: siguen las protestas tras sangrienta represión

La gente salió en Managua a reclamar justicia por los más de 360 muertos y exigir la renuncia de Ortega.

Managua: los jóvenes fabrican armas caseras para enfrentarse a las fuerzas del régimen de Ortega. Foto: EFE
VEA EL VIDEO. Foto: EFE

Cientos de nicaragüenses salieron a las calles de Managua ayer lunes exigiendo justicia para los muertos y detenidos durante los tres meses de protestas contra el régimen de Daniel Ortega.

Desde el 18 de abril, cuando estallaron las protestas contra Ortega y en reclamo de elecciones, han muerto por la represión a los manifestantes al menos 360 personas, doce solo el pasado fin de semana.

Entre el viernes y domingo la violencia recrudeció en Nicaragua luego de que grupos armados progubernamentales y efectivos de la fuerza pública irrumpieran en universidades tomadas por manifestantes y rompieran los bloqueos de vías en varias ciudades.

La denominada "operación limpieza" tendría la intención de debilitar la base de las protestas contra Ortega, pero no solo generó rechazo internacional sino que reavivó la convicción de los manifestantes a exigir la renuncia del presidente, quien enfrenta su peor crisis política desde que asumió en enero de 2007.

"La población no se rinde porque sigue en las calles exigiendo libertad", dijo Carlos Tünnermann, miembro de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, uno de los grupos civiles que encabeza las protestas.

Ayer lunes, además de la marcha convocada por estudiantes, familiares de los fallecidos paseaban con sus ataúdes por las principales vías de la capital exigiendo "justicia".

Las manifestaciones contra el Gobierno comenzaron como reacción a una reforma al sistema de seguridad social, pero se ampliaron para demandar justicia para las víctimas después de una violenta represión policial que ha dejado unos 360 muertos y miles de heridos.

Los opositores también exigen la renuncia de Ortega, un exguerrillero izquierdista a quien sus críticos acusan de amañar elecciones, controlar los medios, manipular la justicia y querer instaurar una "dictadura familiar" junto a su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo.

El tercer mandato consecutivo de Ortega termina en 2021.

Condena.

El secretario general de la ONU, António Guterres, consideró ayer "inaceptable" el uso de "fuerza letal" en el marco de la crisis en Nicaragua y reclamó al Gobierno que garantice la protección de los ciudadanos.

"El secretario general deplora y condena la violencia contra civiles, incluida contra estudiantes", dijo su portavoz, Farhan Haq.

Según Haq, Guterres considera que "el uso de fuerza letal no es solo inaceptable, sino que es en sí mismo un obstáculo para lograr una solución política a la actual crisis".

Las crisis políticas en Nicaragua y Venezuela sobrevuelan desde ayer lunes el encuentro de cancilleres europeos, latinoamericanos y caribeños en Bruselas, donde se reúne la Unión Europea (UE) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Aunque la agenda de esta reunión de dos días aborda oficialmente el cambio climático, el comercio o el desarrollo sostenible, la situación en Nicaragua y en Venezuela se abordarán al margen del encuentro.

La situación en Venezuela obligó a la presidencia pro tempore de la Celac, ejercida por El Salvador, a sus- tituir la tercera cumbre de mandatarios de ambos bloques prevista para el pasado mes de octubre en San Salvador por la reunión ministerial de 2 días en Bruselas.

Los países americanos reunidos en el Grupo de Lima, rechazaron asistir entonces a la cumbre. La reunión ministerial se celebra ahora con la preocupación en torno a otro país del eje bolivariano: Nicaragua.

El presidente chileno, Sebastián Piñera, dijo que pidió a su canciller Roberto Ampuero llevar el tema a la cita, mientras que la ministra costarricense, Epsy Campbell, pedirá al foro un pronunciamiento sobre la crisis en Nicaragua.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º