FISCALÍA LO INVESTIGA

Netanyahu protagoniza día clave para Israel

La vida política israelí está paralizada desde las elecciones legislativas del 17 de septiembre.

Benjamin Netanyahu. Foto: AFP
Benjamin Netanyahu. Foto: AFP

La fiscalía de Israel abrió ayer miércoles las audiencias preliminares en torno a las acusaciones de corrupción contra el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, que por otro lado continúa inmerso en unas complicadísimas negociaciones para intentar formar una coalición y seguir en el cargo.

La vida política israelí está paralizada desde las elecciones legislativas del 17 de septiembre en las que el partido de Netanyahu y el de su adversario Benny Gantz obtuvieron prácticamente el mismo número de votos aunque ninguno posee, ni siquiera con el apoyo de sus aliados, la mayoría necesaria para gobernar.

Netanyahu, que es primer ministro desde hace 10 años, fue el encargado de formar gobierno por el presidente Reuven Rivlin, pero las conversaciones con Gantz parecen estar en punto muerto. Hoy jueves tiene previsto reunirse con el exministro de Defensa Avigdor Lieberman, cuyo partido, Yisrael Beitenu, cuenta con ocho escaños.

Los abogados del primer ministro israelí aseguraron que presentarán “pruebas sólidas” para hacer cambiar de opinión al fiscal general y evitar que su cliente sea oficialmente acusado de fraude, corrupción y abuso de confianza. “Basándome en los datos de la investigación y en los elementos que tiene el equipo de la defensa del primer ministro, creo que hay pruebas sólidas que van a hacer que el fiscal cambie de opinión”, dijo Ram Caspi, abogado de Netanyahu.

Los abogados de Netanyahu fueron cuestionados por el fiscal general de Israel, Avichai Mandelblit, quien tendrá que decidir si acusa a Netanyahu, el más longevo de los primeros ministros israelíes.

Netanyahu, que niega todos los cargos, pidió que la audiencia fuera transmitida en directo porque no tiene “nada que esconder”, algo a lo que la Fsicalía se negó.

En paralelo a esa audiencia, Netanyahu podría verse ante la necesidad de informar a Rivlin de que no logra formar un nuevo gobierno.

Los negociadores del partido Likud de Netanyahu intentan mantener nuevas reuniones con representantes del partido centrista de Gantz, Azul y Blanco, que no ve motivos para sostener nuevas reuniones. (Con información de AFP)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)