La política migratoria

El muro de Trump ahora es “emergencia nacional”

El presidente se saltea al Congreso para obtener los fondos.

Muro: el proyecto de Trump 376 kilómetros a las barreras ya existentes. Foto: AFP
Muro: el proyecto de Trump 376 kilómetros a las barreras ya existentes. Foto: AFP

Donald Trump anunció ayer viernes que decretará la “emergencia nacional”, un procedimiento excepcional que le permitirá pasar por alto al Congreso para desbloquear fondos y construir su prometido muro en la frontera con México.

“Todo el mundo sabe que los muros funcionan”, aseguró el presidente desde los jardines de la Casa Blanca, y evocó una “invasión” de inmigrantes en situación ilegal, así como el ingreso constante drogas y delincuentes.

Trump reconoció que ahora espera que se interpongan medidas judiciales contra esta medida, aunque demostró una confianza que sin duda es respaldada por los jueces conservadores que ha nombrado para la Corte Suprema, el tribunal más alto del país. “Afortunadamente vamos a ganar”, subrayó.

Casi de inmediato, la fiscal general de Nueva York, Letitia James, dijo que la decisión generará “una crisis constitucional” y que por ello la recurrirá.

“California está llevando el asunto ante la justicia”, expresó por su lado su gobernador, Gavin Newsom. “California te verá en los juzgados”, indicó Newsom, y calificó la situación de emergencia que plantea Trump de ser una “desgracia nacional de la cual el único responsable es el presidente”.

Los legisladores demócratas Nancy Pelosi -presidenta de la Cámara de Representantes- y Chuck Schumer -líder de la oposición en el Senado- enseguida reaccionaron contra el anuncio de Trump. “La declaración ilegal del presidente sobre una crisis que no existe violenta gravemente nuestra Constitución y hace a Estados Unidos un país menos seguro, al robar fondos urgentemente necesarios de Defensa destinados a la seguridad de nuestros militares y nuestra nación”, dijeron en un comunicado conjunto.

En filas demócratas se considera que se incurre en un grave abuso de poder y ven en esta decisión una maniobra política de Trump por la pérdida de la mayoría en la Cámara de Representantes en noviembre.

Los fondos.

Trump, quien ahora tiene los ojos fijos en la elección presidencial de 2020, espera que esto le permita, una vez más, impulsar su base electoral.

Su decisión va acompañada de la firma de un compromiso presupuestario alcanzado en el Congreso, que marca el final de largas negociaciones entre demócratas y republicanos para financiar los servicios públicos federales y evitar un nuevo cierre parcial del gobierno federal.

Este acuerdo solo incluye una cuarta parte de los fondos que Trump demandaba para la construcción del muro (1.400 millones de dólares contra 5.700 millones).

Pero con su decreto aspira a recaudar unos 8.000 millones de dólares para construir unos 376 nuevos kilómetros de muro en la frontera. En total, la Administración transferiría 6.000 millones de dólares del Pentágono (2.500 millones de su partida para la lucha contra el narcotráfico y 3.500 millones de su presupuesto para construcción de instalaciones militares) y los 600 millones restantes procederían del fondo de confiscaciones por drogas del Tesoro.

Antecedentes.

Otros presidentes de Estados Unidos han utilizado este procedimiento de “emergencia nacional” en el pasado, pero en circunstancias muy diferentes y mucho menos controvertidas.

Jimmy Carter invocó la urgencia luego de la toma de rehenes en la embajada de Estados Unidos en Teherán, Irán, en el año 1979. George W. Bush lo hizo tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001; y Barack Obama recurrió a ella durante el epidemia de gripe H1N1.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)