ESTABA EN "ESTADO CRÍTICO"

Murió Héctor Olivares, el diputado argentino baleado el jueves frente al Congreso

El legislador recibió un disparo que le afectó varios órganos vitales; el jueves había fallecido Miguel Yadón.

Olivares y su acompañante fueron baleados mientras caminaban por la plaza. Foto: Reuters
Olivares y su acompañante fueron baleados mientras caminaban por la plaza. Foto: Reuters

A las 19.25 del domingo falleció en un hospital de Buenos Aires el diputado argentino Héctor Olivares, baleado el jueves en el parque frente al Congreso. Olivares es la segunda víctima mortal de este atentado: el mismo jueves falleció Miguel Yadón, un funcionario de la provincia de La Rioja que iba junto al diputado y que según el gobierno argentino era el objetivo del “clan mafioso” que planeó el ataque.

El diputado tenía 61 años e integraba la Unión Cívica Radical (UCR) en La Rioja, partido que forma parte de la coalición Cambiemos del presidente Mauricio Macri.

Olivares se encontraba en “estado crítico” y presentaba “una falla multiorgánica”, según los últimos partes médicos del Hospital Ramos Mejía, desde fue internado el jueves y permanecía bajo asistencia mecánica respiratoria. Su muerte se produjo a las 19.25, según informó el Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires.

La ministra de Salud porteña, Ana María Bou Pérez, dijo La Nación que el diputado “estuvo siempre en estado crítico, con sostén farmacológico y órganos vitales afectados” y que fue sometido a cirugías “de salvataje”.

A Olivares le dispararon con una pistola calibre 40 desde un auto estacionado. La bala ingresó por el lado izquierdo a nivel abdominal, afectando órganos vitales como el hígado, colon, páncreas y las vías biliares.

Seis personas están detenidas por este ataque, una de ellas en Montevideo.

Olivares y Yadón fueron víctimas de una venganza, según el gobierno. La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, afirmó que los arrestados forman “un clan mafioso” que no dudó en matar por “asuntos de carácter personal, por códigos de sangre mal llamados códigos de honor”.

Yadón, según la investigación, mantenía una relación con una integrante de la familia de los agresores.

Juan Jesús Fernández, uno de los detenidos, culpó a su sobrino Juan José Navarro Cádiz, “El Cebolla”, de haber sido el que disparó. “Fue el autor del homicidio. No solo eso, puso en riesgo a toda la familia”, afirmó el abogado de Fernández, Ramiro Rúa, a TN sobre Navarro Cádiz. Según la versión de Fernández -conocido como “El Gitano”-, su sobrino disparó “a cualquiera, fue a voleo, eso le hubiera podido tocar a cualquiera”. Además, negó conocer a las dos víctimas.

Navarro Cádiz, de 26 años, fue detenido el viernes en un hotel en Montevideo. Se encuentra en prisión preventiva a la espera de la extradición.

Otra de las personas indagada es Estefanía Fernández Cano, de 24 años y nacionalidad española, hija de Juan Jesús Fernández. Declaró que no conocía a ninguna de las dos víctimas y también indico a “El Cebolla” como el que disparó.

Los detectives policiales, por el testimonio de una persona que conoce al clan familiar, habían obtenido el dato de que Estefanía tenía una relación sentimental con Yadón y que hubo un problema que la familia “quiso resolver”.

(Con información de La Nación, GDA)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados