CAMBIO EN EL GABINETE

Una mujer atrevida y sin pelos en la lengua al frente del Ministerio de Defensa británico

Penny Mordaunt, la primera británica en acceder a ese cargo.

Mordaunt: reservista de la Marina y ahora ministra de Defensa. Foto: Reuters
Mordaunt: reservista de la Marina y ahora ministra de Defensa. Foto: Reuters

Penny Mordaunt, la primera mujer en dirigir el Ministerio de Defensa del Reino Unido, se hizo popular por su participación en un programa televisivo en el que aparecía en traje de baño y por sus polémicas declaraciones. El nombramiento de Mordaunt, de 46 años, se interpretó en Londres como un paso más en su ascenso político que alimenta los rumores de que podría suceder a la primera ministra Theresa May.

De momento, se declara “encantada” de ser ministra de Defensa, un cargo que ambicionaba desde hace tiempo y para el que tiene una sólida experiencia. Mordaunt fue promovida el miércoles después de que su predecesor, Gavin Williamson, fuese bruscamente destituido por la filtración a la prensa de conversaciones secretas de un consejo de seguridad nacional, algo que él niega.

Ayer viernes, la nueva ministra participó junto a los jefes militares y el príncipe Guillermo en una ceremonia en la Abadía de Westminster.

A diferencia de otros ministros, tiene experiencia en su cartera: es reservista de la Marina Real y de 2015 a 2016 fue secretaria de Estado para las Fuerzas Armadas.

Su padre era paracaidista y habría elegido su nombre en honor al HMS Penelope, un buque fabricado en 1961, que jugó un papel clave en la Guerra de Malvinas, en 1982, entre el Reino Unido y Argentina.

El HMS Penelope disparó contra un barco patrullero argentino y fue la última nave británica atacada por aviones argentinos.

Pene y testículos

La mayoría de británicos conocen a Mordaunt por su ardiente defensa del Brexit durante la campaña del referéndum de 2016. Y fue muy criticada por decir repetidas veces que Turquía estaba a punto de entrar en la Unión Europea, una afirmación que el entonces primer ministro David Cameron y los líderes europeos calificaron de “completamente errónea”.

Sus convicciones probrexit hicieron pensar durante un tiempo que podía abandonar el gobierno por desacuerdo con la gestión de May, pero se mantuvo leal a la jefa de gobierno. Y su posicionamiento le ganó popularidad entre los militantes del Partido Conservador.

Pero esta alta rubia se hizo famosa en 2014 en Reino Unido al participar en el programa de televisión Splash!, en que personalidades saltan a una piscina desde un trampolín, parte de cuyas ganancias destinó a organizaciones caritativas militares.

Ese mismo año, durante un debate en la Cámara de los Comunes, dijo sin tapujos que en la Marina le habían enseñado “cómo proteger el pene y los testículos en el terreno”, denunciando la inadaptación de estos consejos para las reclutas femeninas. Y un año antes, había dado un discurso sobre las aves de corral respondiendo, según la prensa, a una apuesta lanzada por sus colegas de la Marina para que pronunciase el mayor número de veces posible en el Parlamento la palabra “cock”, que en inglés significa “gallo” y “pene”.

Antes de ser elegida diputada en 2010, Mordaunt había hecho carrera en la comunicación, incluyendo una temporada como responsable de prensa extranjera para la campaña de George W. Bush en 2000.

Al asumir el cargo, dijo que consideraba un “honor y un privilegio trabajar con las mejores fuerzas armadas y de defensa civil del mundo”.

Hasta ahora Mordaunt se venía desempeñando como titular de Cooperación Internacional del Reino Unido. Según Downing Street, residencia oficial de la primera ministra británica, Mordaunt seguirá siendo, además, secretaria de Estado para Mujeres e Igualdad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)