Tragedia

Muertos en México por la explosión de un ducto suben a 79

El gobierno maneja varias hipótesis que provocaron la tragedia, entre ellas un atentado de grupos narcos.

Explosión México
Unas 800 personas fueron a recoger combustible cuando explotó el ducto. Foto: EFE

La cifra de muertos en la explosión durante el robo de gasolina en el estado mexicano de Hidalgo, aumentó ayer domingo a 79 personas con el fallecimiento de seis que estaban hospitalizadas.

El fiscal general de México, Alejandro Gertz, dijo que continúan evaluando hipótesis sobre las causas de la explosión del ducto, perforado por delincuentes que provocaron la salida de un potente chorro de combustible, semejante a un géiser. La fuga atrajo a unos 800 pobladores que con baldes y bidones recolectaban la gasolina.

Tras unas dos horas, y pese a la presencia del Ejército que poco pudo hacer para controlar al centenar de personas que se acercaron a recoger gasolina, se registró la fuerte explosión.

Todo era caos: personas gritando y corriendo mientras ardían en llamas.

Consultado sobre si los heridos serán considerados sospechosos en la investigación por haber estado saqueando una instalación estatal, Gertz dijo que no van a “victimizar a las comunidades”.

Desde que llegó al poder el 1 de diciembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador comenzó un combate frontal al robo de hidrocarburos a través de los ductos de la empresa estatal Pemex, que genera pérdidas millonarias para la compañía. Para tal fin, se reforzó con miles de agentes la seguridad en los ductos y se transportó más gasolina con pipas (camiones cisterna), lo que ha causado una crisis de desabastecimiento en diez estados del país.

López Obrador confió en que este plan acabe con la corrupción en Pemex. “Las instituciones estaban secuestradas por bandoleros, por una pandilla de rufianes, de corruptos”, apuntó. Reiteró que seguirá con el combate frontal a la corrupción: “Aunque me llamen mesiánico, hay que purificar la vida pública del país”.

Las encuestas muestran que la medida ha gozado hasta ahora de un amplio apoyo popular, a pesar de las dificultades y las largas filas en las estaciones de servicio. Sin embargo, el desastre en Tlahuelilpan generó un renovado escrutinio sobre la estrategia.

El ducto Tula-Tuxpan distribuye combustible a otros estados centrales, lo que aumenta la posibilidad de que el cierre para repararlo pueda empeorar los problemas de suministro.

En respuesta a una pregunta sobre si los cárteles presentes en Hidalgo, que incluyen a Los Zetas y el Cartel de Nueva Generación de Jalisco, podrían haber provocado la tragedia en venganza por la represión, el presidente dijo que todas las posibilidades estaban siendo investigadas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados