LUTO NACIONAL DE 10 DÍAS

Mortalidad aumentó un 55% en España entre el 13 de marzo y el 22 de mayo respecto a la media de la última década

De las 43.000 muertes suplementarias registradas en este período, más de 35.500 corresponden a los mayores de 74 años, el grupo de mayor riesgo ante la COVID-19, según el Instituto Carlos III.

El primer ministro español, Pedro Sánchez pronuncia un discurso durante la sesión plenaria en la Cámara Baja del Parlamento español, en Madrid. Foto: AFP.
Primer ministro español, Pedro Sánchez. Foto: AFP. - Archivo

España registró un exceso de 43.000 fallecidos entre el 13 de marzo y el 22 de mayo respecto a la media de los últimos diez años, especialmente entre mayores de 74 años, indicó ayer miércoles el Instituto de Salud Carlos III.

Los datos de este instituto científico de referencia en España se basan en las actas de defunción entradas en los registros civiles durante estas últimas semanas en las que la pandemia del nuevo coronavirus azotó virulentamente el país.

Según el último balance del ministerio de Sanidad, la enfermedad se cobró 27.118 vidas, aunque esta cifra solo contempla los casos diagnosticados oficialmente con una prueba PCR que, sobre todo al principio del brote, escaseaban en España.

En base a la media de los últimos años, el Instituto Carlos III auguraba una mortalidad de casi 78.000 personas entre el 13 de marzo y el 22 de mayo, pero las defunciones acontecidas se elevaron a 120.851, con un incremento importante entre finales de marzo y comienzos de abril.

“La mortalidad ha sido un 55% más de lo habitual (...) Se ha centrado sobre todo en personas mayores de 74 años”, señaló el director de emergencias sanitarias, Fernando Simón.

De las 43.000 muertes suplementarias registradas en este período, más de 35.500 corresponden a los mayores de 74 años, el grupo de mayor riesgo ante la COVID-19, según los datos del Instituto Carlos III.

Simón reconoció que algunas de estas defunciones pueden corresponder a infectados por coronavirus que “han podido fallecer sin ser diagnosticados”, pero también puede haber víctimas indirectas de la pandemia. “Una parte de ellos puede ser por patologías que pueden causar altas mortalidades y que los pacientes, por miedo a acudir a un hospital donde había un virus que producía letalidades importantes, no hubieran llegado a tiempo”, dijo Simón.

España inició ayer miércoles un luto nacional de diez días por estas víctimas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados