EL BALANCE DE VÍCTIMAS PUEDE AUMENTAR

“¡Van a morir!”, el grito antes de desatar el infierno en Japón

Al menos 33 personas murieron entre las llamas en Kioto.

Incendio en edificio de empresa de animación japonesa. Foto: Reuters
En el edificio había unas 70 personas. Foto: Reuters

“¡Van a morir!”. Con estas palabras un hombre desató un verdadero infierno en el edificio de un estudio de animación de Kioto, en el oeste de Japón. Al menos 33 personas murieron por las llamas, pero se teme que las víctimas fatales sean aún más, debido al gran número de heridos graves y desaparecidos que dejó el incendio.

El primer ministro japonés Shinzo Abe dijo en Twitter que el incendio en Kioto era “demasiado espantoso” para definirlo. “Quedé sin palabras”, escribió.

Según fuentes policiales, un hombre de 41 años, con un tatuaje en el abdomen, admitió haber provocado el incendio. Antes había sido visto en una gasolinera llenando bidones de combustible. Este hombre sufrió quemaduras en los brazos y en las piernas, y cuando estaba custodiado por la policía decía que los estudios Kyoto Animation le habían “copiado” algo y que por eso decidió actuar así.

La televisión mostró humo blanco y negro que salía de las ventanas del edificio de tres pisos de Kyoto Animation, donde se han producido series populares como Sound! Euphonium, y su película Free! Road to the World -The Dream .

Este incendio fue la peor masacre en Japón desde otro ataque incendiario en un edificio de Tokio en 2001.

El balance podría aumentar, pues varios empleados estaban desaparecidos, en tanto que otros 35 resultaron heridos, diez de las cuales se encontraban graves.

Según los medios locales, se cree que unas 70 personas estaban en el edificio cuando comenzó el siniestro.

El fuego se desencadenó hacia las 10.30 hora del jueves en Japón (las 22.30 del miércoles en Uruguay). El hombre gritó “¡van a morir!”, según un testimonio difundido por el canal público de televisión NHK.

Se encontraron cuchillos en el edificio, pero se desconoce si eran del sospechoso.

“Hemos recibido correos electrónicos con amenazas de muerte”, aseguró Hideaki Hatta, CEO del estudio de animación.

Kyoto Animation es una sociedad de producción de dibujos animados fundada en 1981 que crea personajes y concibe y vende productos derivados de las series.

Unas 160 personas trabajaban en la empresa, que incluía una escuela de animación. Kyoto Animation posee dos edificios, uno de los cuales es el incendiado, y su sede en la prefectura de Kioto.

El incendio provocó reacciones de tristeza de renombrados animadores, entre ellos el realizador del largometraje Your Name: “Todos ustedes, en Kyoto Animación, les suplico, estén a salvo”, escribió en Twitter Makoto Shinkai.

“¿Por qué, por qué, por qué?”, expresó Yutaka Yamamoto, que fue miembro del estudio de Kyoto Animation en la serie Lucky Star.

En las redes sociales, usuarios publicaron imágenes de sus producciones de animación, muchas con la etiqueta #PrayForKyoani, una abreviatura de Kyoto Animation.

Violencia ciega.

La tasa de criminalidad es relativamente baja en Japón, pero de vez en cuando registra crímenes sangrientos provocados por la llamada violencia ciega, en la que individuos en un momento de locura matan indiscriminadamente.

En julio de 2016, un joven apuñaló a 19 personas en un hospicio de enfermos mentales a unos 50 km de Tokio, la matanza más grave desde 1938.

En 2008, un hombre de 28 años, armado con un puñal y al volante de un camión, sembró el pánico en el barrio Akihabara de Tokio, dejando siete muertos y 10 heridos. El hombre atropelló a varias peatones y luego descendió del vehículo apuñalando a varias personas.

En junio de 2001, un hombre mató a ocho niños de una escuela en Osaka.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)