ARGENTINA

La misteriosa desaparición de una ciudadana china en el aeropuerto de Ezeiza

Llegó el 19 de enero al aeropuerto argentino, hizo los trámites de migraciones y fue a un local de comida rápida, donde las cámaras del lugar la filmaron por última vez.

La familia busca a Zhong Qin Sun. Foto: Gentileza familiar / La Nación | GDA
La familia busca a Zhong Qin Sun. Foto: Gentileza familiar / La Nación | GDA

Su desaparición es un misterio. Hace ya 14 días Zhong Qin Sun, de 60 años, llegó al aeropuerto internacional de Ezeiza desde China, donde había ido de vacaciones.

El vuelo TK15 de Turkish Airlines aterrizó el 19 de enero cerca de las 22.30 de Argentina. Poco más de una hora después, la mujer hizo los trámites migratorios. A partir de ese momento, nada se sabe de ella.

La Nación pudo reconstruir de fuentes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) cómo fue hasta el momento la búsqueda de Qin Sun, vecina del barrio de Villa Urquiza. La causa, caratulada averiguación de paradero, está a cargo del fiscal de Ezeiza Carlos Hassan.

El sábado 20 de enero a las 23.50 se presentó en la Oficina de Guardia de Prevención de la PSA en el aeropuerto de Ezeiza el ciudadano chino Zhening Ma para denunciar que no podía encontrar a su madre, Qin Sun, que había llegado la noche anterior desde Shanghái.

El joven relató que esperó a su madre hasta las 2 y que, como no podía encontrarla, hizo una consulta en la línea aérea, pensando que quizás en la escala en San Pablo se había equivocado y bajado del avión. Pero le respondieron con información precisa: que su madre había abordado el vuelo en Estambul y que en la escala en tierra brasileña ningún pasajero bajó de la aeronave.

Zhening Ma, que trabaja para una multinacional, hizo una consulta en las dependencias de la Dirección Nacional de Migraciones, donde le comunicaron que la pasajera había hecho los trámites de ingreso en el país poco después de las 23.30 de la noche anterior. Entonces decidió hacer una revisión él mismo del aeropuerto. Buscó a su madre por pasillos, baños y locales gastronómicos pero no la encontró. Se fue a su casa con la esperanza de que todo todo haya sido un desafortunado desencuentro, pero tampoco estaba en el hogar familiar.

La noche del 20, con la denuncia hecha por el hijo de la mujer perdida, el fiscal Hassan hizo una serie de medidas de prueba para tratar de reconstruir qué pasó con ella. El representante del Ministerio Público solicitó los "registros fílmicos" del aeropuerto.

"En las filmaciones se pudo reconstruir que la pasajera llegó a la Argentina en el vuelo en cuestión y luego de hacer los trámites migratorios se dirigió al local de la cadena McDonald's que está en la terminal de arribos. Se retiró del local de comidas rápidas dejando su equipaje, momento en el cual se perdió contacto visual [sic]", reconstruyeron a La Nación voceros de la PSA.

El equipaje de Qin Sun fue hallado en la oficina donde van a parar los objetos perdidos. Se decidió recorrer las instalaciones del aeropuerto con una fotografía de la ciudad china para verificar si alguien la reconocía o recordaba haberla visto, pero el resultado fue negativo.

"Se hicieron averiguaciones en el sector de Sanidad del aeropuerto, en el Hospital Interzonal General de Agudos Doctor Alberto A. Eurnekian y en dependencias de la policía bonaerense, pero en ningún lugar se encontraron pistas del paradero de la ciudadana china", dijeron las fuentes.

Por disposición del fiscal Hassan, el 25 de enero se hizo un amplio rastrillaje en los sectores públicos y zonas de acceso restringido del aeropuerto, pero tampoco hubo novedades sobre el paradero de Qin Sun.

La Red Solidaria, familiares y amigos de la mujer desaparecida se reunieron en el arco del Barrio Chino, en Belgrano, "para pedir colaboración a la sociedad en la búsqueda".

Carlos Lin, comunicador y referente de la comunidad china en Buenos Aires, sostuvo a la agencia de noticias Télam que el hijo de la mujer desaparecida no habla muy bien el español.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)