NORESTE DE BRASIL

Descubren el origen de las misteriosas cajas halladas en playas de Brasil

En agosto de este año emergieron en diferentes playas de Salvador de Bahía un gran cantidad de fardos con inscripciones japonesas.

Bultos provenientes de barcos nazis habían aparecido en las playas del norte de Brasil en 2018, contaron los investigadores. Foto: O Globo (GDA)
Bultos provenientes de barcos nazis habían aparecido en las playas del norte de Brasil en 2018, contaron los investigadores. Foto: O Globo (GDA)

Un equipo de científicos brasileños determinó que las “cajas misteriosas” que aparecieron en agosto en las costas del noreste de Brasil provienen de la carga de un barco nazi hundido a finales de la Segunda Guerra Mundial.

Estos bultos aparecieron en diferentes playas de Salvador de Bahía y los investigadores confirmaron que pertenecían al material que transportaba un carguero alemán para abastecer las necesidades bélicas del III Reich comandado por Adolf Hitler.

El carguero fue hundido frente a las costas de Brasil en enero de 1944 por un destructor de la Armada de EE. UU., y parte de su contenido apareció 77 años después en las playas del norte brasileño. El cargamento es de caucho y estaño, reveló el oceanógrafo Carlos Teixeira, de la Universidad Federal de Ceará (UFC).

Bultos de este tipo habían aparecido en las playas del norte de Brasil en 2018 y también provenían de otro barco nazi, contaron los investigadores, pero en agosto de este año emergieron un gran cantidad de fardos con inscripciones japonesas que pertenecen al buque de carga MV Weserland, que operaba al servicio a la Alemania nazi, confirmó Teixeira a Globo.

“No estamos seguros del año que figuraba escrito, pero recuerdo que desciframos que las letras eran de Japón”, afirmó el profesor Luís Ernesto Arruda, del Instituto de Ciencias Marinas de la UFC. Teixeira confirmó que el cargamento son fardos de goma del barco nazi MV Weserland.

Este mismo equipo de investigadores es el que determinó que las “cajas misteriosas” que aparecieron en las playas del noreste de Brasil en 2018 eran fardos de goma que se habían desprendido de otro barco alemán naufragado, el SS Rio Grande, que también fue hundido por los norteamericanos frente a las costas de Brasil en enero de 1944.

Por esta razón, cuando en agosto aparecieron nuevos fardos en las playas, los investigadores de Labomar creyeron que podrían pertenecer a la carga del SS Rio Grande, ya que todavía siguen apareciendo en algunas playas de la región.

Pero Teixeira logró determinar dos diferencias. Primero, la enorme cantidad de fardos reportados (más de 200) y, después, que algunos de ellos contenían inscripciones grabadas en un ideograma japonés, el kanji (nunca visto hasta ahora). Por esta razón los investigadores sospecharon de que se trataría de un cargamento proveniente de otro naufragio nazi.

“Estas inscripciones en japonés no habían aparecido hasta entonces. Esto levantó la sospecha de que podría ser otro barco “, dijo el profesor Luís Ernesto Arruda a Globo. “Descubrimos que era otro barco por la cantidad, porque había muchos fardos y eso llamó la atención. No podían ser del SS Río Grande, porque eran muchos”, añadió.

¿Por qué aparecen ahora los fardos nazis?

Los investigadores descubrieron que en el primer semestre del 2021 hubo un drástico incremento en el precio del estaño en el mercado internacional, y creen que un grupo de piratas o cazafortunas ha comenzado a sabotear las cargas hundidas con fines comerciales. En este sentido, los científicos creen que los piratas estarían manipulando los restos del naufragio en un intento por recuperar el estaño.

Para el equipo que sigue la pista de las misteriosas cajas nazis, este cambio de precios hizo que los piratas manipularan los restos del naufragio en un intento por recuperar el cargamento, hecho que fue confirmado por el investigador británico David Mearns.

Para determinar de dónde provenía la carga que apareció en las playas, los investigadores realizaron un modelo matemático teniendo en cuenta la posición del naufragio del MV Weserland, las corrientes marinas y el lugar donde aparecieron finalmente, en la costa de los estados de Bahía, Sergipe y Alagoas.

“El barco llevaba fardos de goma y estaño, y fue de Japón a Alemania”, dijo el profesor Luís Ernesto. “Descubrimos que el precio del estaño se triplicó entre finales de 2020 y principios de 2021. Pasó de 13.000 dólares a 34.000 dólares en la Bolsa de Valores de Londres. Es el producto más prometedor en la Bolsa de Valores de Londres”, añadió.

Según los investigadores, el barco nazi MV Weserland fue hundido por el destructor de la Armada norteamericano USS Sommers en enero de 1944, pocos días después de que el SS Rio Grande tuviera el mismo destino y terminara en el fondo del Océano Atlántico.

Ambos buques colaboraron en el esfuerzo bélico alemán durante la Segunda Guerra Mundial, confirmó Luís Ernesto. “El MV Weserland eran barcos mercante, fue construido en 1922 y durante la guerra fue co-designado por el gobierno alemán para transportar mercancías que serían utilizadas en el esfuerzo bélico”, agregó.

El buque tenía las mismas características que el primer barco nazi, publicó Globo. También llevaba una carga de caucho como materia prima para la guerra, así como metales como el cobalto, en el caso del SS Rio Grande, y estaño, en el caso del MV Weserland.

“Venían del sudeste asiático que estaba bajo el dominio japonés (aliados del eje nazi-fascista), eran los grandes productores de caucho en ese momento”, dijo Luís Ernesto Arruda y explicó que el caucho se utilizaba para fabricar neumáticos de aviones y automóviles militares, así como uniformes y aislantes para cables telegráficos.

“Llevaban el material hacia Alemania por el Atlántico, dando la vuelta al sur de África. El barco naufragó frente a la costa de Salvador, como si estuviera en línea recta, a casi 2.000 kilómetros de distancia”, finalizó.


Reportar error
Enviado
Error
Reportar error