ALEMANIA

El misterio de varias muertes por ballestas que investiga la policía alemana

Las muertes de cinco personas con flechas sorprende a Alemania.

La policía alemana investiga el asesinato con ballesta de cinco personas. Foto: EFE
La policía alemana investiga el asesinato con ballesta de cinco personas. Foto: EFE

Cinco personas muertas, tres de ellas por flechas lanzadas con ballestas, tiene a toda Alemania haciéndose una pregunta: ¿se trata de una secta de fanáticos del mundo medieval?.

Uno de los fallecidos, Torsten W, un hombre de 53 años hallado muerto con saetas clavadas en la cabeza y el cuerpo, tenía una tienda de objetos medievales en Hachenburg (Renania Palatinado) llamada Milites Conductius. En la tienda vendía puñales y espadas, cascos de armadura e hidromiel, una de las primeras bebidas alcohólicas que se conocen.

La víctima, que tenía una larga barba blanca, también organizaba sesiones de combate con espadas. En el brazo llevaba tatuados símbolos de alquimia.

Los investigadores intentan determinar si los clientes habituales de la tienda están implicados en las muertes y cuál eran las relaciones entre las víctimas. Según el periódico Bild, todas las víctimas eran miembros de una liga de torneos de caballeros y de combates medievales.

Los investigadores registraron en particular dos lugares. El primero es un albergue en Passau (Baviera), donde este fin de semana se encontraron tres cadáveres con saetas clavadas en el cuerpo.

El albergue está en un lugar idílico en el río Ilz, popular entre los excursionistas.

“El hombre tenía una larga barba blanca y las mujeres iban completamente vestidas de negro y un poco desaliñadas, pero no nos extrañó porque aquí la gente viene a disfrutar de la naturaleza, sin formalismos”, dijo un empleado del albergue.

El otro lugar, situado a 600 kilómetros, es el apartamento en Gifhorn (Baja Sajonia) de una de las tres víctimas del albergue, donde el lunes se encontraron los cadáveres de dos mujeres.

Los resultados preliminares de las autopsias de Passau muestran que dos de las tres víctimas del albergue murieron al recibir una saeta en el corazón. Esos dos fallecidos son un hombre de 53 años y una mujer de 33, que vestían de negro y tenían piercings.

Ambos fueron encontrados el sábado tendidos en la cama dándose de la mano.

La autopsia determinó que tras la muerte les dispararon más saetas, lanzadas probablemente por la tercera víctima del albergue, una mujer de 30 años, Farina C, que luego se habría suicidado lanzándose una saeta en el cuello.

No hay indicios de que se produjera una pelea.

Los nombres de las tres víctimas aparecen en una página web de la Liga Internacional de Justa, de Bélgica. Pero un portavoz de este organismo le dijo a la BBC que aparecer en la lista solo implica que los tres se registraron como afiliados en algún momento, y aseguró no conocerlos, informó ayer el diario La Nación. La Liga organiza torneos de inspiración medieval y clasifica a sus miembros según sus habilidades en el uso de armas medievales y montando a caballo.

Los investigadores también están registrando un coche blanco con un arquero dibujado con el que las tres personas llegaron al albergue.

En la habitación también se encontraron los testamentos de las víctimas.

Por su parte todavía se desconocen los resultados de la autopsia de las víctimas del apartamento en Gifhorn, propiedad de Farina C. Los cuerpos son de dos mujeres de unos 30 años pero que no murieron por saetas, según los investigadores. Una de las mujeres sería la hermana de la mujer de 30 años de Passau, y no su compañera, como pensaron en un primer momento los investigadores.

En Alemania la caza con arcos o ballestas está prohibida, pero cualquier persona mayor de 18 años puede comprar una ballesta.

(Con información de BBC y ACB)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)