Estados Unidos

Ministro de Defensa dimite por el retiro de las tropas de Siria

Mattis le manifestó a Trump que necesita un ministro más afín.

Jim Mattis, secretario de Defensa. Foto: AFP.
Jim Mattis, secretario de Defensa. Foto: AFP.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Jim Mattis, renunció ayer jueves en momentos en que el presidente Donald Trump recibía duras críticas en su país y en el extranjero por su repentina decisión de retirar a todas las tropas de Siria.

Trump defendió el retiro de sus 2.000 soldados en Siria por considerar que Estados Unidos ya no quiere ser el "policía de Medio Oriente" e insistió con que el grupo Estado Islámico (EI) ya está derrotado.

Mattis, un general retirado, de 68 años, visto como una fuerza moderadora en el impulsivo presidente, hizo pocos esfuerzos por ocultar sus desacuerdos con Trump.

"Usted tiene el derecho de tener un secretario de Defensa cuyos puntos de vista estén mejor alineados con los suyos... creo que lo correcto para mí es renunciar a mi cargo", dijo Mattis en una carta a Trump.

Mattis elogió a la coalición para derrotar al Estado Islámico y también defendió a la OTAN, la alianza militar entre América del Norte y Europa cuya rentabilidad ha sido cuestionada por Trump.

"Mis puntos de vista sobre cómo tratar a los aliados con respeto y también a tener en cuenta tanto a los actores malignos como a los competidores estratégicos están fuertemente respaldados e informados por más de cuatro décadas de inmersión en estos temas", escribió Mattis.

La renuncia se produce luego que The Wall Street Journal informara que Trump también considera una reducción sustancial en una operación mucho más grande de Estados Unidos: Afganistán.

Mattis prestará servicios hasta fines de febrero, lo que le dará a Trump una breve ventana para nombrar un sucesor que puede ser confirmado por el Senado.

"¿Quiere Estados Unidos ser el policía de Medio Oriente, para no obtener nada e invirtiendo vidas valiosas y miles de millones de dólares (...)? ¿Queremos estar ahí para siempre? Es tiempo de que otros peleen finalmente", tuiteó el mandatario al declarar la victoria sobre el grupo extremista Estado Islámico, el miércoles.

La retirada de Estados Unidos hará que Rusia, que ha desplegado su poder aéreo en apoyo del presidente sirio Bashar al Asad, sea la potencia global prominente en el conflicto.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, quien ha descrito la caída de la Unión Soviética como un desastre geopolítico histórico, ve a Siria, la aliada de Moscú desde hace mucho tiempo, como un activo clave para preservar la influencia en el Medio Oriente.

Rusia consideró "justa" la decisión de Trump. "Donald tiene razón, estoy de acuerdo con él", dijo.

El régimen chiíta de Irán también ha respaldado enérgicamente a Asad, a diferencia de Turquía.

Desde 2014, el EI ha perdido la mayor parte de su autoproclamado "califato" ante las sucesivas ofensivas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)