Brasil

Ministro da marcha atrás con un anuncio

La promesa de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, de reducir el gasto durante su segundo mandato, tuvo un comienzo difícil debido a que su nuevo ministro de Planificación se retractó del compromiso de cambiar la forma en que se calcula el sueldo mínimo del país.

El ministro Nelson Barbosa había dicho el viernes, su primer día en el cargo, que planeaba cambiar la fórmula que se utilizaría para ajustar el salario mínimo a comienzos del 2016.

Un día después, sin embargo, publicó una nota en el sitio del Ministerio en Internet diciendo que se mantendrá la fórmula actual.

Barbosa se vio obligado a dar pie atrás después de que Rousseff recibiera quejas de los sindicatos y ordenó descartar la medida, informó el diario O Globo.

La fórmula del salario mínimo, que se basa en el aumento de los precios al consumidor más el crecimiento del PIB durante los últimos dos años, busca garantizar que las personas de bajos ingresos obtengan un alza que supere la inflación.

Esos ajustes impactan más al sueldo de los trabajadores de bajos ingresos. Como las pensiones y algunos sueldos del Gobierno se basan en múltiples salarios mínimos, los aumentos del último pueden golpear al presupuesto del Gobierno, aumentando el gasto obligatorio e impulsando la inflación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)