Bélgica

Millonaria arrestada por intentar asesinar a sus gemelas

Durante el juicio de divorcio, su marido había afirmado que la mujer había intentado ahogar a las gemelas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
eme mujeres violencia

Mireille Gram, la hija del fundador de Kipling, la marca especializada en la producción de carteras, mochilas, maletas y billeteras, fue arrestada en la madrugada del lunes por haber intentado matar a sus hijas gemelas, de apenas 14 años, mientras dormían.

Según una primera reconstrucción hecha por investigadores del tribunal de Amberes, Mireille, de 48 años y que vivía con las hijas en Schoten, una rica ciudad en las puertas de Amberes, logró entrar en la habitación de las gemelas aprovechando la ausencia de la niñera.

Como si fuese una escena de una película de terror, la madre golpeó el cuello de una de las chicas, mientras la otra reaccionó, logró escapar y puso a salvo a su hermana.

Si bien la chica que fue víctima de los golpes de su madre está herida en un hospital, su vida no corre peligro.

Por ahora, el abogado de la mujer ha mantenido máxima reserva, según reporta el portal de noticias belga HLN.

En tanto, fuentes del tribunal dijeron que la mujer estaba "involucrada en un divorcio difícil" y que el "exmarido comenzó una nueva relación".
El magistrado que investiga el caso pudo haber pedido una pericia psiquiátrica de la mujer.

El padre de las chicas, Danny G., había denunciado hace seis meses el peligro al que estaban expuestas sus hijas.

"Mis gemelas están en peligro a causa de los problemas psicológicos de la madre", había dicho en ese momento Danny G.

Sin embargo, según reveló el diario Het Nieuwsblad, el juez no había dado lugar a la denuncia al considerarla carente de precisiones.

Hoy, Danny G. entró en un estado de desesperación: "Lo sabía, sabía que un día recibiría una llamada sobre un ataque a las chicas. A todos había advertido de su depresión agresiva, pero decían que exageraba".
Durante el juicio de divorcio, el hombre había afirmado que Mireille, hija del empresario Tony Gram, había intentado ahogar a las gemelas.

Pero esa acusación había sido considerada como una "argumentación típica de un divorcio" y, por ese motivo, la mujer obtuvo la custodia de las hijas, mientras el padre tenía derecho a pasar con ellas un fin de semana por medio.

Recientemente, el padre de las chicas había vuelto a denunciar -esa vez ante la policía- un empeoramiento de la salud psíquica de su ex esposa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados